3 capacidades cognitivas que optimizan tu labor

Además de las cualificaciones requeridas para la mayoría de los puestos de trabajo y de la experiencia mínima que pueda ser exigible en el área, las capacidades cognitivas juegan un papel relevante a la hora de escoger al candidato que ocupará el puesto vacante. Este tipo de habilidades cobran una importancia aún mayor cuando el rol que se atribuirá al nuevo miembro de la organización tiene que ver con la gestión de la cadena de suministro, la Alta Dirección o los Recursos Humanos.

plan de carrera

Créditos fotográficos: istock AAGGraphics

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre profesionales de la logística

TEXT - TOFU - Profesionales más buscados [Duplicate]

La propia naturaleza de este tipo de trabajos requiere que los profesionales en estas áreas presenten ciertas capacidades cognitivas que les permitan enfocar correctamente el ejercicio de sus funciones de trabajo. Habilidades básicas como el lenguaje, la memoria, la lógica y el razonamiento, son un denominador común a este tipo de posiciones en empresas de cualquier sector. Pero ¿qué las hace tan necesarias?

 

Capacidades cognitivas que mejoran resultados

Experiencia funcional, conocimientos técnicos, legales, de gestión o de negocio deben complementarse con capacidades cognitivas de comunicación verbal, toma de decisiones y capacidad de pensamiento analítico y crítico escritos. Además, lo ideal es que se combinen con características profesionales tales como el compromiso, la integridad, la sinceridad y otras cualidades subjetivas que, en última instancia, son los atributos que determinan si hay un buen ajuste entre el candidato y el lugar de trabajo.

Dentro de la enorme variedad de capacidades cognitiva, existen algunas cuya influencia es aún más relevante en los resultados finales para los profesionales que ocupan cualquiera de las posiciones mencionadas. Se trata de las siguientes:

1. Capacidades cognitivas de recursos humanos: habilidades mentales, como la percepción y el razonamiento, son necesarias para procesar la información y adquirir conocimientos. A ellas hay que añadir la intuición, una habilidad que determina el potencial y la calidad de las relaciones interpersonales y es necesaria para:

– Identificar atributos, rasgos y características de los solicitantes, candidatos y empleados para lograr un mejor ajuste dentro de la organización.

– Justificar la selección de los futuros empleados con respecto a otros candidatos, en función de cómo se percibe su integración con la cultura y valores de la organización.

– Resolver conflictos entre empleados o miembros de los equipos, al poder escoger el enfoque que conducirá al éxito en función de las personalidades de ambas partes y el asunto a tratar.

2. Capacidades cognitivas de lógica: la lógica y el razonamiento son habilidades cognitivas esenciales, sobre todo cuando es preciso encargarse de la realización de investigaciones y procesos analíticos complejos. Sumándoles la memoria y el recuerdo, resulta más sencillo resolver con éxito las situaciones que pueden plantearse en puestos de responsabilidad y gran dinamismo, como los que tienen que ver con la logística y la gestión de la cadena de suministro.

3. Capacidades cognitivas relacionadas con la atención: poder mantenerla durante periodos largos o ser capaz de recuperarla rápidamente tras una interrupción resulta de gran utilidad en aras del rendimiento personal. Esta habilidad ayuda a minimizar errores y a lograr niveles de productividad más elevados. Tiene que ver también con:

– La forma de manejar la presión.

– La resistencia al estrés.

– La capacidad para trabajar en un proyecto o tarea durante períodos prolongados.

– La posibilidad de llevar a cabo lo que se conoce como multitarea.

Post relacionados:

POST - TOFU - Profesionales más buscados [Duplicate]

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con: