Uno de los retos más importantes de cualquier estrategia omnicanal es la eficiencia. A diferencia de lo que muchos piensan, conseguir que la entrega se produzca a tiempo y en las condiciones pactadas no es la parte más complicada para una cadena de suministro, sino el ser lo suficientemente versátil, flexible y proactiva, como para poder asegurar el tiempo de entrega… optimizando a la vez los procesos.

 

The concept of Omnichannel between devices to improve the performance of the company. Innovative solutions in business.The concept of Omnichannel between devices to improve the performance of the company. Innovative solutions in business.

The concept of Omnichannel between devices to improve the performance of the company. Innovative solutions in business.The concept of Omnichannel between devices to improve the performance of the company. Innovative solutions in business.

Créditos fotográficos: istock YBoiko

 

Los recursos necesarios para superar los retos omnicanal en la cadena de suministro

Las dificultades a la hora de garantizar esa eficiencia están relacionadas con la variedad de escenarios logísticos que pueden presentarse para cualquier situación en un entorno omnicanal. Desde el pedido online realizado desde la comodidad del hogar, o en cinco minutos libres en el trabajo ,al pedido en línea enviado a una establecimiento físico, de donde será recogido por el cliente; de la compra en una tienda tradicional pero con las reservas de stock agotadas y la promesa el envío a domicilio del artículo en cuanto se produzca su reposición, a la compra online  a través de un distribuidor. Las opciones son muchas y a ellas hay que sumarles todas las variables de logística inversa que entran en juego cuando se requiere una devolución del producto.

El modo omnicanal es una de las razones por las que se dice que la complejidad de la gestión de las cadenas de suministro está aumentando. Y no deja de hacerlo. Cada vez sube más el nivel de exigencia y, los responsables de supply chain tratan de asegurar esa experiencia de cliente única, inolvidable y sin fisuras, a la vez que luchan para hacer frente a obstáculos y desafíos que no dejan de aparecer.

Pero hay formas de superarlos y también es posible responder a la demanda a la vez que se logra la eficiencia de los procesos. Las claves para conseguirlo son:

  • Visibilidad: no tiene sentido enviar un producto al cliente desde un centro de distribución, si existe una tienda a menos de un kilómetro de su domicilio, desde donde podrían hacérselo llegar o a donde podría ofrecérsele la opción de pasar a recoger. Pero para conocer el stock, es necesario que el inventario se actualice de forma dinámica y todos los componente de la cadena tengan acceso a la información de los productos disponibles.
  • Integración: los datos son un activo muy valioso y no se pueden dejar pasar. Eso incluye a los servicios externalizados. Hay que evitar que el outsourcing, necesario para poder responder a una demanda omnicanal, impulse la aparición de silos informacionales, que lo único que hacen es aislar datos importantes, desconectar al negocio y privarle de una visión global.
  • Tecnología: tanto para pronosticar futuras fluctuaciones de la demanda, como cambios en los hábitos de los consumidores o nuevas tendencias. En tiempos de estrategias omnicanal hace falta contar con el software de gestión empresarial adecuado que garantice un nivel de cumplimiento de pedidos fiable y vaya más allá, velando por la eficiencia, por ejemplo, en lo concerniente a la función de transporte. Encontrar la ruta óptima, la solución más eficaz y el medio de envío más adecuado no sólo son aspectos que inciden directamente en la satisfacción del cliente sino que también ayudan a reducir costes y evitar el desperdicio.

 

POST - TOFU - eCommerce