Un almacén automático entregará la eficiencia que el nivel ejecutivo espera inyectar a los procesos. Las operaciones ganarán en agilidad y la gestión se optimizará. Se trata de una decisión con miras de futuro que, aunque suele considerarse el paso más rentable en la mayoría de los casos, puede, en algunas circunstancias, no cumplir con las expectativas.

almacen automatico

Créditos fotográficos: njnightsky

¿Conoces las precauciones a tener en cuenta antes de aprobar un proyecto de automatización de almacén?

 

TEXT - TOFU - Dynamic Supply Chain

 

Almacén automático: errores a evitar

La decisión de automatizar el almacén suele parecer la más adecuada sobre el papel. La tecnología es un ingrediente determinante para el éxito de las organizaciones y, cuando se trata del cumplimiento de pedidos, embalaje y manipulación de cajas y transporte, se perfila como la evolución necesaria.

Sin embargo, un almacén automático implica una gran transformación por lo que, antes de implementarlo, hay que prestar atención a muchos detalles. Aspectos que pueden evitar cometer errores como:

a)       Brecha entre tecnología y talento: la falta de capacidades a nivel de organización impediría abordar el proyecto de forma eficaz. Antes siquiera de plantearse un almacén automático hay que asegurarse de que la empresa está lista para la implementación de esta clase de tecnología. Para ello, será preciso tener en cuenta la aptitud del equipo, sus habilidades internas y su familiaridad con la tecnología.

b)      Problemas de integración con otras tecnologías: la función de almacén no es un ente independiente dentro de la cadena de suministro, sino un componente alineado con los demás. Un almacén automático debe poder integrarse con la logística de la organización y hacer posible el funcionamiento de las operaciones. Es importante asegurarse de que no habrá incompatibilidades, ni a nivel de software, ni de objetivos.

c)       Ausencia de responsables: todo proyecto que implique una implementación de tecnología debe contar con un perfil competente al cargo. Asignar a un responsable de la automatización es un paso que debe darse en las etapas iniciales del proyecto para prevenir la falta de capacidades, dificultades de actualización o incluso una inadecuada elección tecnológica.

d)      Disminución del rendimiento: aunque parezca imposible, puede darse el caso de que un almacén automático presente un rendimiento inferior a uno donde predominan los procesos manuales. Al final, se trata de una cuestión de elección tecnológica. Para hacerla correctamente hay que tener claro si los recursos disponibles (presupuesto, espacio y talento) son suficientes para superar el número de pedidos que ya se están procesando sobre una base diaria.

Además de estas precauciones, el diseño de un proyecto de almacén automático deberá prestar una especial atención a todos los aspectos relacionados con la gestión de la información, su gobierno, calidad y gestión de datos maestros. Todo ello sin olvidar garantizar que se cuenta con la infraestructura de soporte adecuada para apoyar la iniciativa de automatización y se define un plan de mantenimiento que vele por la buena salud del sistema en el futuro y su adaptación a los cambios que sea necesario implementar.

¿Cuenta tu organización con un almacén automático? ¿Os estáis planteando dar el paso?

 

POST - TOFU - Dynamic Supply Chain