Data visualization, la expresión en inglés que se refiere a la visualización de datos, es una de las capacidades más importantes en cualquier herramienta de BI (inteligencia empresarial) que se destine a dar soporte a la gestión de la cadena de suministro.

 

data visualization

Créditos fotográficos: Artis777

El auge de la tendencia del data visualization tiene que ver con su efectividad. A día de hoy, las conclusiones que se extraen de un análisis, las que sirven de antesala a la toma de decisiones, son el resultado del estudio de millones de registros. Algo accesible cuando puede abordarse de un simple vistazo y literalmente inviable, si implicase profundizar en informes interminables basados en texto.

Big Data ha supuesto un cambio en el alcance de las previsiones y también en la forma de trabajar en el entorno de supply chain. A día de hoy, la mayoría de organizaciones se hallan inmersas en sus procesos de transformación digital y, al igual que sucede con la demanda, en el lado de las empresas, la dependencia tecnológica está en constante aumento. Data visualization es parte de este cambio a mejor.

 

Las ventajas de data visualization

Data visualization supone un antes y un después en la cadena de suministro. Decisiones que se toman a tiempo, errores que pueden evitarse y el descubrimiento de oportunidades son, junto con la democratización del conocimiento que impulsa, algunos de los beneficios de las visualizaciones. Data visualization:

  1. Permite ganar en agilidad: la diferencia entre leer un informe de cien páginas y echar un vistazo a cuatro o cinco gráficos es de varias horas. Mientras que la lectura requiere una inversión en tiempo importante, la visualización se completa en segundos. El aumento del precio del combustible o una nueva tendencia en la demanda pueden ser tenidos en cuenta de inmediato.
  2. Facilita el tomar decisiones más precisas: data visualization permite extraer conclusiones a gran velocidad y en base a la información suficiente. De esta forma, se minimiza el riesgo y se impulsa la efectividad de las acciones a emprender. Con un solo clic, en las visualizaciones interactivas, se puede acceder a los datos en mayor detalle, por lo que nada se obvia y todos los aspectos se toman en consideración antes de decidir. Te permite controlar lo que sucede en diferentes puntos geográficos o en distintos componentes de la cadena.
  3. Mejora la capacidad de priorizar: el potencial visual de una gráfica o un mapa permiten identificar rápidamente y de manera muy sencilla los puntos más críticos y relevantes de la información a procesar. Las zonas de mayor o menos concentración, las épocas con mayor densidad de resultados… la vista se dirige de forma involuntaria hacia esas áreas que destacan, facilitando la comprensión de la información que se tiene delante.
  4. Hace posible lanzar mejores cuestiones: data visualization impulsa el descubrimiento gracias a que revela algunas dependencias y relaciones que, en un formato de texto tradicional, seguramente quedarían ocultas. Estos hallazgos permiten a quien interactúa con la gráfica el hacerse preguntas que le llevan a seguir descubriendo oportunidades. Nuevos segmentos de clientes, mercados internacionales a los que no se había llegado o proveedores alternativos, mejor alineados con los principios de sostenibilidad de la compañía son alcanzables.
  5. Consigue que, incluso la información más específica, resulte accesible al público general: a diferencia de un formato de texto, donde los tecnicismos pueden suponer una barrera y las cifras podrían terminar abrumando al lector, data visualization expone el conocimiento de un modo que facilita su asimilación. Es intuitivo, es cómodo, rápido y, además, consigue que se cometan menos errores de comprensión. Por ello se recomiendan las visualizaciones a todos los niveles de la organización para el intercambio de datos y como parte sustancial del reporting.