8 claves para una gestión de compras eficiente

Cuando un pequeño o gran empresario decide aventurarse en la creación de una empresa, no siempre tiene en cuenta algo que se convertirá en la clave del éxito: cómo, dónde y a quién comprar el producto que se quiere vender. Cuando no se tiene una correcta gestión de compras, el negocio se puede ver inmerso en multitud de problemas, incluso para las empresas ya creadas, esto puede ser un problema también. Invertir nuestro tiempo en una buena planificación de compra se verá reflejado en forma de resultado, no sólo en cuestión de ganancias, sino también en cuanto al incremento o la disminución de los costes de compra.

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita nuestra guía sobre estrategia de operaciones PILL CTA - eBook - Estrategia marca blanca

CTA - eBook - Estrategia marca blanca

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos dar ocho claves para conseguir una gestión de compras eficiente:

  • Una buena compra no siempre es sinónimo de buen precio. ¿Por que decimos esto? Lo primero que queremos es ahorrar costes, eso está claro, pero ¿por qué olvidar la importancia de un buen servicio, por ejemplo? Lo que queremos decir es que, muchas veces, tendremos que incrementar los costes en la compra para asegurar el stock y reponer a tiempo productos que sabemos van a ser reclamo de los consumidores.
  • Evaluación y selección de los proveedores. Para seleccionar los proveedores utilizaremos criterios económicos y de calidad, aunque podríamos hacer una combinación de ambos. Ante dos productos de proveedores diferentes pero de similares condiciones económicas, normalmente se elegirá el producto de mayor calidad, y cuando tengan la misma calidad, se elegirá el más económico. Pero no siempre la oferta más barata será la más conveniente, ya que podemos considerar como parámetros de calidad aspectos que no estén relacionados con los productos, como por ejemplo, servicio de posventa, períodos de garantía, servicio de atención al cliente, imagen del producto en el mercado, instalaciones del proveedor, rappels, etcétera.
  • La centralización o descentralización de compras. Esta es una decisión que todo empresario deberá tomar y, para ello, tendrá que tener en cuenta diferentes aspectos, aunque dependerá, claro está, de cómo sea la empresa. Evidentemente, la decisión de centralizar o no las compras estará directamente relacionada con la embergadura empresarial, es decir, si tenemos más de una delegación. Una de las ventajas de centralizar las compras es que, en la mayoría de casos, los proveedores nos facilitarán descuentos por volúmenes de compra, aunque, por contra, el departamento de compras ha de tener un nivel alto para saber rentabilizar el stock;
  • La concentración de las compras.
  • La disgregación de las compras.
  • El servicio posventa.
  • El test de proveedor.
  • El test de mercado.

Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management