¿A qué retos se enfrenta la logística internacional?

La logística es una disciplina que está en constante cambio. La globalización y el avance de las nuevas tecnologías han incidido directamente en la manera de trabajo de la logística afectando, sobre todo, al área de la logística internacional.

logística internacional

Créditos fotográficos: istock mnbb

Atrás quedaron los tiempos en los que las fronteras suponían una barrera para la compra. Ahora, gracias a Internet, los pedidos internacionales son más frecuentes, por ello, es normal encontrarse a muchas empresas cuyo trabajo de logística se basan tanto a nivel nacional como internacional. Frente a esto cabe preguntarse, ¿a qué retos se enfrenta la logística internacional?

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre planificación de la cadena de suministro PILL CTA - eBook - Planificación en CdS

CTA - eBook - Planificación paso previo a ejecución

 

Logística internacional, una disciplina con constantes cambios

El auge de la logística internacional es un hecho innegable. Cada vez más empresas, apuestan por una política logística más consolidada y controlada, ya que han comprendido la importancia que tiene a nivel empresarial el poder gestionar correctamente todos los temas logísticos que rodean a la empresa. Pero, pese a que muchas empresas realizan una impecable tarea logística con poco margen al error, el operar de manera internacional conlleva asociados una serie de retos que hay que tener en cuenta para poder planificar correctamente todo el transporte transfronterizo.

  • Riesgo. Uno de los retos más importantes a los que se enfrenta la logística internacional es la gestión del riesgo. El salir fuera de las fronteras del país puede suponer un riesgo en muchos aspectos. Por una parte la inestabilidad política y religiosa están haciendo casi imposible poder realizar transportes con los países que más la sufren, de manera que no se pueden establecer con seguridad los plazos de abastecimiento de materias y productos que provienen de países con inestabilidades y/o guerras o ataques. Por otra parte, existe el riesgo asociado a las inclemencias temporales. Más allá de las lluvias o nieves que pueden interceder en la correcta gestión del transporte, la logística internacional tiene que hacer frente a desastres naturales como terremotos o tsunamis, ya que ello conlleva asociado el trastorno, e incluso, la paralización en el transporte de los países afectados. Por último, el riesgo de huelgas también es un factor existente. Todo ello puede conllevar la rotura de stocks y hacer que la empresa incumpla plazos de entrega e incurra en pérdidas económicas.
  • Estándares de calidad. La calidad de los productos es otro gran reto. Con la fabricación descentralizada que practican muchas empresas, en diversas ocasiones, éstas no pueden hacer todos los controles de calidad necesarios que les gustaría antes de empezar el transporte de las mercancías y productos. Esto se traduce en pérdidas económicas y de tiempo si el producto transportado no es de la calidad esperada y deseada, tanto por la propia empresa como por el consumidor, con la correspondiente pérdida de credibilidad y confianza que pueden llevar asociados los errores en calidad.
  • Precios de la paquetería transfronteriza. La poca transparencia de los precios, acompañados por las elevadas tasas de transporte pueden afectar, y mucho, a la logística internacional. Según recientes estudios, los costes se pueden llegar a incrementar cinco veces más fuera de la Unión Europea, lo que supone un freno a la compra online, y por lo tanto, al transporte logístico internacional.
  • Costes de sostenibilidad. La emisión de gases tóxicos y de Co2 es otro de los retos a los que la logística internacional se debe enfrentar. El impacto medioambiental que están dejando los transportes, en concreto el coche, es uno de los puntos que más se están estudiando actualmente y al que, tanto empresas para reafirmar su compromiso de responsabilidad social, como los estados quieren poner fin. Para ello, se plantean transportes intermodales con el fin de reducir los viajes en coche y, así, reducir las emisiones de C02 que se vierten a la empresa.

 

Post relacionados:

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management