El futuro ya está aquí, dirían algunos. Nosotros preferimos ser algo más cautos y realistas, y decir que la evolución de los sistemas de transporte avanza a pasos agigantados. Sin embargo, sea cual sea la fórmula elegida, en esencia lo que se quiere transmitir es básicamente lo mismo: la transformación del sector experimentada los últimos años parece, cada vez más, que quedará en algo casi meramente anecdótico comparado con lo que nos depara en futuro más inmediato.

reparto de paquetería

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre gestión de proyectos logísticos

TEXT - TOFU -  Eficiencia Costes logísticos

Los retos del ecommerce para el reparto de paquetería

Un buen ejemplo de ello son las soluciones que las compañías de transporte están ideando para dar respuesta a los retos planteados por el comercio electrónico, de los que ya hemos hablado en anteriores ocasiones y que podríamos resumir en los siguientes puntos:

  • Acercamiento empresa-consumidor: la comunicación entre compañías y consumidores es mucho más cercana, se realiza por múltiples canales y de un modo inmediato, propiciando nuevas oportunidades de negocio a la vez que planteando grandes retos a los que es necesario dar respuesta con suma inmediatez, para no perder competitividad y mantener la buena imagen de la compañía.
  • Demanda de atención personalizada: un mercado más diversificado que, al mismo tiempo, deviene también cada vez más atomizado y que demanda con urgencia soluciones personalizadas, respuestas a medida de cada cliente con una importancia creciente del consumidor final en las operaciones comerciales (se eliminan mediadores, con lo que la propia industria debe articular y tejer sus propias redes de distribución, cada vez más amplias).
  • Necesidad de soluciones logísticas y de transporte adecuadas a los nuevos tiempos: por lo anterior y consiguientemente, también recae en las empresas la responsabilidad de gestionar directamente reclamaciones y devoluciones (logística inversa), abastecer puntos de distribución final cada vez más dispersos, repartidos por todo el planeta y en zonas con características específicas muy distintas (rurales o urbanas).

Por todo ello, no es de extrañar que las soluciones de transporte que combinan medios de largo alcance, para el transporte internacional de mercancías, con medios de proximidad (reparto de paquetería y pequeños volúmenes) como el transporte intermodal figuren entre las opciones más demandadas por compañías de cualquier sector. No será este el tema que hoy nos ocupará, por lo que remitimos al lector a la lectura de la guía Transporte intermodal: presente y futuro (un recurso completamente gratuito) para profundizar en la cuestión. Sí, en cambio, nos centraremos en uno de los avances tecnológicos destinados al reparto de paquetería que mejor parecen adaptarse a las nuevas necesidades del mercado, siendo por supuesto perfectamente combinables con otros medios de transporte de largo alcance y, por lo tanto, integrables en la oferta de transporte intermodal: el reparto de paquetería mediante drones, una realidad que cobra cada vez más fuerza y presencia en los medios.

El reparto de paquetería mediante drones

Parece que finalmente será Amazon la primera en llevar a cabo los primeros repartos de paquetería y mercancías de pequeño volumen mediante drones, tras obtener este pasado mes de abril la autorización de la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) de los EE. UU. para operar en el espacio aéreo norteamericano. Con algunas restricciones (los drones deberán volar de día, a unos 100 metros de altura) y la exigencia de presentar reportes mensuales sobre cada una de las operaciones realizadas, la compañía ha obtenido luz verde para hacer realidad un proyecto que hace tiempo ocupaba buena parte de los medios especializados en logística y transporte.

Amazon prevé, con ello, reducir enormemente los tiempos y los costes de reparto, y evitar los grandes retos para la movilidad que plantean los centros urbanos con una mayor densidad de población. Los drones estarán destinados al reparto de paquetería principalmente, pero también llevarán a cabo misiones de recogida, devolución y logística inversa.

Las primeras pruebas realizadas a finales de 2013 por la misma compañía permitían abastecer radios de más de 15 km, y transportar mercancías de hasta 2,5 kilogramos. Los adelantos en tecnología drone permiten, actualmente, ampliar enormemente estas magnitudes, quedando aún como prinicipal incógnita la autonomía de la que disfrutarán los primeros dispositivos que se empleen, y de qué modo se integrará esta modalidad de reparto de cercanía con las necesidades de transporte intercontinental.

Post relacionados:

POST - TOFU - Eficiencia costes logísticos [Duplicate]