Aprovisionamiento: tendencias y cambios en supply chain

Las nuevas tecnologías están transformando la forma de operar y organizarse de toda la cadena de suministro y la función de aprovisionamiento no es una excepción. Nuevas tendencias que se hacen realidad apoyadas por los avances en la técnica logran un supply chain más eficiente y eficaz que empieza a diferenciarse claramente de los modelos anteriores.

aprovisionamiento

Crane lifting up container in yard

Créditos fotográficos: istock bugphal

Tendencias en la función de aprovisionamiento que ya son una realidad

A diferencia del aprovisionamiento reactivo, hoy los gerentes de la cadena de suministro buscan optimizar esta función, combinando un modelo push con uno pull, en un híbrido que sólo es posible gracias a los adelantos tecnológicos y que permite mezclar ambos enfoques para obtener sus y mejorar la gestión de la incertidumbre en la demanda de los clientes. De esta forma, los supply chain más eficientes trabajan en base a las siguientes reglas:

  1. La eliminación de todos los procesos o elementos que contribuyen a ahorrar tiempo, para reducir los plazos de entrega y la dependencia de la predicción.
  2. La aplicación de la planificación colaborativa, que permite tener mayor seguridad en cuanto a la demanda de los clientes.
  3. La segmentación y creación de canales diferentes en la cadena de suministro e incluso distintas unidades de negocio para facilitar su gestión.
  4. El traslado a una perspectiva de aprovisionamiento impulsada por la demanda pero apoyada por directrices de planificación en base a la anticipación.

Para conseguirlo, la gestión de la cadena de suministro debe incorporar algunas de las principales tendencias que afectan, no sólo a la función de abastecimiento, sino a todos sus procesos, de extremo a extremo:

A/ Visibilidad: es el requisito prioritario para poder asegurar que las operaciones se desarrollarán de forma eficiente. Esta visión permite a cada componente de la cadena de suministro conocer qué pasa en cualquier otro punto en todo momento. De esta forma se mejora la capacidad de respuesta ante las diferentes situaciones que pueden presentarse y se minimiza la incertidumbre, facilitando también una toma de decisiones informada que reduce las probabilidades de error. La visibilidad es importante para optimizar la gestión de proveedores y ser consciente de que sus acciones están alineadas con las políticas corporativas en todo momento, por ejemplo, en relación con los principios de sostenibilidad y otros valores de la cultura de empresa.

B/ Previsión: la analítica avanzada permite ganar en capacidad de anticipación. Si la inteligencia de negocio hizo posible dar los primeros pasos en el mundo del pronóstico orientado al aprovisionamiento, gracias al estudio de hábitos y comportamientos de la demanda y los proveedores, en base a datos históricos, que permitían ganar una mejor comprensión del presente; hoy día, la tecnología ha conseguido que los nuevos software de análisis para la cadena de suministro garanticen un control sin precedentes de los acontecimientos futuros. Esto se consigue al poder acceder a un volumen de datos mucho mayor para su estudio, al tener la capacidad de hacerlo incluso en tiempo real y por hacerlo en base a información de distintos tipos y procedente de fuentes variadas.

C/ Coordinación: cuando se tiene la visión y se ha adquirido el conocimiento, de nada sirve el valor generado si no se puede compartir. Las plataformas de red son habituales en la cadena de suministro y permiten a los diferentes actores acceder a datos actualizados e intercambiar desde información de clientes, hasta informes sobre la gestión del transporte, el estado del inventario o la previsión de la demanda De esta forma, se sientan las bases para una adecuada sincronización. Esta coordinación se hace patente, por ejemplo en la programación de entradas. Al asignar camiones entrantes a las puertas de un muelle específico utilizando un calendario de reservas se logra mantener el tráfico en movimiento y minimizar horas perdidas, así como el gasto en combustible.

D/ Automatización: uno de los grandes aportes de la tecnología es la automatización de los procesos y este hito es a la vez, la solución a retos del aprovisionamiento como la recepción de mercancía. Gestionar proactivamente un almacén y sus procesos implica el garantizar que los responsables de almacén saben qué espacios portuarios tienen que abrir y en qué momento, qué miembros del personal tienen que estar en qué lugar y cuáles son las áreas del almacén donde pueden colocarse los materiales adicionales. Gracias a la automatización, todos los productos entrantes se trasladan y depositan en el lugar apropiado, asegurando la facilidad de acceso posterior, evitando errores y optimizando la manipulación, de forma que se evitan los deterioros y se reduce el tiempo de manipulación, muchas veces, sin ni siquiera requerirse la intervención humana.

 

El apoyo que el nuevo aprovisionamiento necesita

Pero, en la práctica, ¿qué se necesita para ganar esta eficiencia en la función de aprovisionamiento? Integración, seguridad, compartición de datos en tiempo real, capacidades de facturación electrónica mejoradas, creación de redes cooperativas con proveedores y socios y aumento de las capacidades de gestión de la información del producto, por ejemplo, mediante las SKU (stock keeping units). En otras palabras: tecnología, personal cualificado y una estrategia:

  • La tecnología es la pieza clave que permite acceder a los datos, procesarlos y emplearlos para facilitar la colaboración de extremo a extremo, mejorar la gestión de los procesos, impulsar la monitorización, hacer realidad la colaboración de todos los componentes de la cadena de suministro extendida y promover la mejora continua.
  • El talento es el elemento insustituible. La gestión de las relaciones con proveedores, ya se lleve a cabo internamente, ya se ponga en manos de empresas de outsourcing, sobra importancia y obliga a muchas empresas a reevaluar sus capacidades y moverse hacia la búsqueda de talento con experiencia especializada. Se requieren nuevas capacidades, que incluyen habilidades en áreas tales como la sostenibilidad, la colaboración con los proveedores, gestión de relaciones, gestión del rendimiento, análisis y búsqueda de financiación.
  • La estrategia: en los próximos años, cada vez más organizaciones desarrollarán estrategias avanzadas de la cadena de suministro, donde el liderazgo actuará como una ventaja competitiva al ocuparse de su definición, pero también de la gestión del cambio o el análisis, entre otras. El resultado son organizaciones cada vez más inteligentes y en las que el aprovisionamiento se incluye en los planes estratégicos con el fin de mejorar la capacidad de respuesta, contribuir al ahorro de costes, impulsar la satisfacción del cliente y su lealtad, atraer talento y lograr el objetivo de sostenibilidad.

 

POST - TOFU - eCommerce

Publicado en Supply Chain y Business Intelligence Etiquetado con: