Como todos sabemos, uno de los aspectos primordiales para valorar el éxito de cualquier compañia  es el disponer de una adecuada medición economica y operacional de sus actividades. Sin una serie de indicadores de rendimiento claves (KPIS: Key Performance Indicators) la labor de mejora sera simplemente imposible, por no disponer de una base de partida sobre la que mejorar.

benchmarking

Como dijo Peter Drucker “What gets measured, gets managed” (Lo que se mide, se gestiona) y por ello es imprescindible que las compañías hagan un esfuerzo en disponer de estos indicadores básicos, como herramienta imprescindible para mejorar.

Una vez disponemos de estos indicadores de “situación”, la denominada “AS IS” (o cómo estamos hoy), la compañía puede ya plantearse un comparativo con sus competidores, otras empresas del mismo sector e incluso con otros sectores.

La herramienta que se usa para ello se denomina Benchmarking, que consiste en tomar ejemplos de las mejores prácticas en organización, procesos y herramientas, con el propósito de transferir dicho conocimiento y su aplicación a nuestra compañía para obtener unos resultados y mejoras tangibles versus la situación actual.

La comparación siempre ha existido en todos los ámbitos de la sociedad, y especialmente en los personales donde el ser humano se ha acostumbrado a las mediciones relativas versus otros “benchmarks”, con ejemplos como: por este recorrido irás más rápido que por el otro, mi hijo ha sacado la mejor nota de la clase en esta asignatura, aquel jugador es el que más goles ha marcado en toda la temporada, por esta zona es más fácil aparcar, el exámen de literatura era más difícil que el resto de pruebas….

De todas formas, si nos fijamos detenidamente en los 5 ejemplos anteriores, veremos una diferencia entre los 3 primeros y los 2 últimos… La subjetividad de los dos últimos nos impide tener claridad sobre los mismos, ya que el comparativo está sujeto a interpretación y no esta basado en hechos (“Fact based”) que sean numéricamente contrastables. Esto es básico en el mundo empresarial, en el que se toman decisiones diariamente, puesto que se precisa disponer de unos indicadores numéricos que sean irrefutables y exentos de interpretaciones subjetivas.

El benchmarking es una herramienta que nos va a permitir mejorar nuestro rendimiento como empresa y también como profesionales, si somos capaces de establecer previamente con que indicadores vamos a compararnos con otros y determinar asimismo con quienes nos vamos a comparar.

Se trata no sólo de acertar en la variable a comparar (el kpi o indicador) sino también con quién nos comparamos (empresa o profesional).

En este último sentido quisiera compartir la recomendación con todos los lectores de que realicen un benchmarking “SMART”, o sea especifico, medible,  alcanzable, retador y con una temporalidad concreta. Se trata de ponernos comparativos de benchmarking que “jueguen nuestra misma liga”… por ejemplo, si queremos mejorar a nivel personal en un reto de running y prepararnos para correr nuestra primera maratón, nunca se nos ocurriría ponernos el record del mundo como “benchmark” a sabiendas de que siempre nos quedaríamos muy lejos del mismo y ello podría desmotivarnos…. Ni siquiera el record de nuestro país seria una meta alcanzable y con sentido práctico….

Un buen ejercicio de benchmarking en este ejemplo concreto seria fijarnos como reto el mejorar el tiempo medio que han realizado los corredores “noveles” de nuestro mismo sexo y edad en esta prueba y recorrido concreto en el último año, con lo cual nos fijamos un “benchmark” que nos obliga pero que es al mismo tiempo retador.

Todos los profesionales debemos de tener un benchmark en nuestra función, un espejo en el cual mirarnos y compararnos en positivo, para establecer potenciales puntos de mejora continua en nuestro rendimiento profesional.

Así pues, el Benchmarking no es un ejercicio teórico para empresas sino que también puede usarse a nivel profesional y personal… la clave está en la medición inicial y en fijar adecuadamente los retos de futuro.

POST - TOFU - Benchmarking CDS [Duplicate]