BTF: cómo manejar el almacén a través de los pronósticos de ventas

Saber qué existencias tener en el almacén es uno de los rompecabezas más grandes a los que se deben enfrentar los directores logísticos. Para solventar dicho problema, existen muchos enfoques o sistemas que pueden ayudar a calcular qué nivel de stock es el óptimo, siendo uno de ellos el enfoque BTF.

btf

Créditos fotográficos: istock grapestock

BTF son las siglas de “Built To Forecast” cuya traducción podría ser construir sobre los pronósticos. Con esta definición es fácil saber que el enfoque BTF se centra en pronosticar el nivel de ventas y, sobre eso, conocer qué nivel de stock se debe mantener en el almacén para abastecer la demanda sin sufrir ninguna rotura.

Para conseguirlo, el enfoque se suele basar en históricos de venta que muestran la cantidad de unidades vendidas en periodos anteriores y en las tendencias actuales de consumo y, en base a ello, hacer una predicción de lo que se venderá a lo largo del año en curso.

 

¿Qué beneficios puede aportar seguir en enfoque BTF en el almacén?

Es posible que pienses que un enfoque BTF puede ser muy aleatorio, ya que los datos históricos, pese a ser un buen reflejo de la empresa, pueden no representar a ciencia cierta el futuro, pero lo cierto es que pese a ese grado de incertidumbre que se asocia a él, son muchos los beneficios que puede presentar a nivel empresarial:

  • Al marcarlo como objetivo se puede llevar un control y ver, si se está vendiendo menos de lo previsto, en qué se está fallando para rectificar cuanto antes y volver a la tendencia de ventas prevista.
  • Es una buena manera de obtener feedback sobre los canales de venta.
  • Ayuda a optimizar el espacio, el tiempo y los recursos económicos destinados a la gestión del almacén.
  • Es una buena manera de satisfacer la demanda de los consumidores ya que, siempre que la predicción sea la correcta, se puede asegurar un buen nivel de respuesta a los compradores, sin incurrir en roturas de stock.
  • Se pueden acortar los plazos de entrega de las mercancías, de manera que el grado de satisfacción de los usuarios es mayor.
  • Es muy adecuado para aquellos productos en los que hay pocas líneas y en aquellos en los que el tiempo de espera para su producción es muy elevado y puede suponer la pérdida de clientes.

 

BTF vs BTO: cuidado con no confundirlos

En muchas ocasiones es posible que el BTF se pueda confundir con BTO, haciendo que la gestión del almacén y la de pedido de los productos sea totalmente errónea.

BTO son las siglas de las palabras inglesas Built To Order, cuyo significado es el de construir bajo demanda. Este sistema es muy común en productos cuyo grado de personalización es muy elevado, ya que se realizan únicamente con una orden de demanda asegurada. Este sistema, se podría considerar ad-hoc, con lo que no se necesita disponer de ellos en el almacén. Es este matiz el que hace imprescindible saber el enfoque que se toma ya que, en el BTO la necesidad de almacenar productos es prácticamente nula, mientras que en el BTF se requiere una buena planificación del stock en base a un análisis previo.

 

POST - TOFU - eCommerce

Publicado en Supply Chain y Business Intelligence Etiquetado con: