La gestión de stocks es prioritaria para obtener el máximo rendimiento y rentabilidad, ya que la gestión de inventarios tiene una incidencia directa en el retorno de la inversión y en la disponibilidad de productos y servicios a los clientes.

gestión de stocks

Créditos fotográficos: istock Wavebreakmedia

La competitividad existente en el entorno actual exige en todos los sectores requisitos de inmediatez, ligados a la calidad en el servicio que se ofrece al cliente. Un servicio personalizable, en el que se pueda confiar con todas las garantías y, además, al menor coste posible. En este dilema entra en juego la gestión de stocks para poder llevar esta difícil misión dentro de la cadena de suministro y no provocar desabastecimiento ni un coste desmesurado.

 

TEXT - BOFU - Master Supply Chain Management

 

Cómo llevar a cabo una correcta gestión de stocks

En primer lugar, hay que dejar claro que una buena gestión de stock mejora la rentabilidad de la empresa y su evolución progresiva. Hay muchos métodos para un control de stock efectivo, pero se trata de buscar un equilibrio entre las compras a los proveedores y las ventas a los clientes.

Por stock nos referimos a la cantidad de mercancías, tanto en el almacén como en la superficie de ventas, por tanto, debemos tener en cuenta algunos factores.

  • Qué tipo de stock elegir: Depende de los costes que queramos asumir, pero habrá que decidir entre un amplio surtido (variedad de artículos de la misma clase) y con poco stock para cada artículo, o bien un surtido pequeño, pero con gran stock. ¿Cuál es el hábito de los consumidores en estos casos?
  • Composición del stock: Además, si nuestros productos requieren de una mayor complejidad técnica, habrá que disponer no sólo del artículo en sí mismo, sino también de embalajes, materias primas, recambios, productos semi-terminados, etc, que compongan el stock completo.
  • Cómo calcularlo: Es lo más difícil y la clave para obtener buenos resultados. Por un lado, el excedente de producto puede peligrar la economía de la empresa, mientras que, por otro lado, la escasez e insuficiencia de stock repercute en la satisfacción del cliente por no poder cumplir con sus necesidades y expectativas. Para ello, hay que hacer algunos cálculos y evaluaciones:
    • Controlar los plazos de entrega con los proveedores.
    • Analizar las ventas e ingresos de cada mes, teniendo en cuenta fechas claves como San Valentín o Navidad.
    • Definir cómo vamos a delimitar el stock: Podemos calcular los requerimientos de stock según distintas condiciones:
      • Si el pedido está determinado por los costes de almacenaje y la demanda, se trata de un stock óptimo.
      • Stock cero: Para actividades bajo demanda
      • Stock físico: Definido en función de la cantidad de artículo disponible en un momento específico
      • Calcular el stock neto: Es el stock físico menos la demanda no satisfecha
      • Calcular el stock disponible: El stock físico, más los pedidos a los proveedores, menos la demanda insatisfecha.

 

Analiza tu Supply Chain para obtener el máximo rendimiento

En los procesos empresariales de la Supply Chain, la correcta gestión de stocks cumple fundamentalmente estas dos funciones:

  • La gestión de stock permite que la cadena de suministro proporcione materia prima en el momento que sea requerida, por lo que asegura constantemente el abastecimiento.
  • Permite la disposición de productos a la demanda existente: La tendencia siempre ha sido acumular productos en el almacén para evitar problemas de desabastecimiento, pero ahora con el correcto uso de las herramientas y tecnologías disponibles, se debe evitar para disminuir costes y aportar una mayor calidad a los productos y servicios.

Etapas para la gestión de stocks

  • Análisis de la situación: En esta etapa, los responsables de la gestión de stocks deben analizar distintos factores además del stock en sí, como el análisis histórico de ventas, flujos de entrada y salidas, análisis de costes o del lugar y espacio que ocupan en el almacén.
  • Fijación de objetivos: ¿Qué objetivos se persiguen dentro de la Supply Chain?
  • Estrategias: De clasificación de los stocks en ABC dependiendo de su importancia, estrategias de mantenimiento de stocks para la minimización de costes, de reaprovisionamiento…
  • Control: Mediante indicadores para medir costes de almacenamiento por surtidos y stock, indicadores para medir el índice de rotación de stock y su periodo medio de almacenamiento, la cobertura y las roturas de stock a lo largo del ejercicio.