El planning semanal sustituye en relevancia al planning mensual o trimestral. La nueva forma de enfocar la función de planificación en la cadena de suministro intenta acercarse al ritmo dinámico del entorno, apoyándose en sus capacidades de procesamiento y análisis de datos en tiempo real y priorizando los hechos sobre las predicciones.

 iStock_000022041267_Small

Créditos fotográficos: istock i-frontier

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre planificación de la cadena de suministro TEXT - TOFU - Planificación en CdS [Duplicate]

POST - TOFU - Planificación paso previo a ejecución  [Duplicate]

 

Planning semanal: el secreto del supply chain más competitivo

Alcanzar el objetivo de competitividad, mantener posición en el mercado y hacer realidad el sueño de una tasa elevada de clientes satisfechos es una cuestión de planificación. Pero esta planificación no puede llevarse a cabo de la forma tradicional. El planning semanal se impone a cualquier otra modalidad en un entorno donde la volatilidad de la demanda tiene en jaque a los responsables de las cadenas de suministro. Una preocupación que se ve acrecentada debido a la expansión del mercado mundial y las necesidades regionales específicas.

El supply chain actual tiene que ser capaz de responder a:

  • La proliferación de productos.
  • Las necesidades cambiantes de los clientes.
  • Una estructura de las cadenas y las organizaciones cada vez más horizontal.

Detectar la demanda del mercado para, rápidamente, traducir los requisitos en respuestas no es una opción. Quienes no consigan adaptarse a este ritmo quedarán fuera del mercado y, para evitarlo, hace falta contar con las herramientas adecuadas, las que permitan adentrarse en la era del real time y llevar a cabo un planning semanal.

Las previsiones y los pronósticos, basados en técnicas de analítica avanzada, no consiguen mejorar los resultados, al verse limitados a la hora de averiguar cuáles serán las necesidades futuras de los productos o cuál la reacción de los consumidores. La volatilidad de la demanda está creciendo, los datos de la demanda son cada vez más complejos (por la variedad de formatos y fuentes de los que provienen y la necesidad de la formación y experiencia suficientes para su correcta interpretación) y las respuestas habituales son menos eficaces. En otras palabras, urge la necesidad de un cambio que comience por la modificación del diseño tradicional de la cadena de suministro.

 

Planning semanal: el juego en tiempo real

Las reglas del juego son las mismas pero la velocidad ha aumentado de forma exponencial. Las cadenas de suministro necesitan adaptarse a la creciente volatilidad de la demanda y mejorar sus sistemas de gestión ya que las latencias pueden ser sustanciales y marcar la diferencia entre una cadena de suministro proactiva y una reactiva.

No hay tiempo para elaborar una respuesta y comprobar cómo evolucionan las acciones emprendidas. Hoy día, prima la capacidad de decidir sobre la marcha y, para ello, el plannig semanal y la toma de decisiones diaria necesitan apoyarse en:

  • Comunicación fluida.
  • Colaboración efectiva.
  • Integración de los componentes de la cadena.
  • Visibilidad de extremo a extremo.

Las cadenas de suministro tradicionales se basaban en un enfoque reactivo, poco adaptable, que limitaría la evolución del negocio en los tiempos actuales. Flexibilidad y agilidad son esenciales y deben considerarse como un objetivo a alcanzar por todas las organizaciones. Para ello, las cadenas de suministro necesitarán transformar sus estructuras, perdiendo verticalidad y ganando en conexión, invirtiendo en tecnología para aumentar la visibilidad, buscando la integración continua y adecuándose a la necesidad de mejorar el servicio al cliente, al actual, con su madurez, sofisticación y nivel de exigencia.

Se requiere la creación de un sistema adaptable que puede detectar y responder, capaz de gestionar mejor la volatilidad. Es preciso un cambio radical de los enfoques tradicionales de diseño, al ser necesario que el cambio se produzca desde fuera hacia adentro. La cultura de empresa, los procesos, los sistemas, la estructura, todo tiene que adoptar los conceptos de gestión de la demanda que se imponen en el mercado actual.

La línea de acción con mayores probabilidades de éxito para las cadenas de suministro es la que trabaja en seis frentes:

1. Uso de métodos de optimización para dar forma activamente a la demanda.

2. Aplicación de técnicas de analítica avanzada para impulsar una toma de decisiones inteligente al nivel de respuesta que se requiere y minimizando el riesgo.

3. Planificación de la demanda integrada: fusionando los conceptos de planificación estratégica, táctica y operativa y estableciendo un sistema de planning semanal que complemente a la toma de decisiones rutinaria y a los planes que se establezcan a corto, medio y largo plazo.

4. Eliminación de métodos de ensayo – error, basados en pronósticos, previsiones y análisis what if que se cambian por el análisis y estudio de hechos reales y datos ojetivos.

5. Incorporación de herramientas capaces de aportar los datos necesarios sobre cada punto de la cadena de suministro de extremo a extremo, en condiciones de fiabilidad, puntualidad y exactitud.

6. Implementación de iniciativas colaborativas que soporten una integración sostenible para una mayor, y mejor visibilidad.

Con las personas adecuadas, los datos necesarios y aplicando los cambios que se precisan para adaptar el supply chain a las necesidades de mercado actuales, la cadena de suministro logrará optimizar su rendimiento, contribuyendo a una mejora de resultados a nivel de negocio global. En este proyecto, el planning semanal es uno de los signos externos que, de forma más evidente, ponen de manifiesto que las cosas están cambiando, que el foco está verdaderamente puesto en el cliente y que los esfuerzos se orientan hacia la adaptabilidad, en una era en que la velocidad de respuesta es la clave del éxito.

 

Post relacionados:

Guía gratuita sobre la cadena de suministro customer driven