Colaboración supply chain y mediación laboral

Cuando confluyen intereses distintos, objetivos dispares y condiciones restrictivas, en cuanto a tiempo o recursos, la polémica está servida. En la cadena de suministro global, donde la colaboración entre las partes es una tendencia en alza, es frecuente que surjan diferencias de opinión que den lugar a disputas o malentendidos. La mediación laboral es una herramienta que sirve para reconducir este tipo de situaciones antes de que la relación se rompa, con sus consecuencias negativas para ambas partes.

iStock_000017828459_Small

Créditos fotográficos: istock hjalmeida

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre las estrategias de colaboración en supply clain PILL CTA - eBook - Colaboración SC

CTA - eBook - Colaboración SC

En qué consiste la mediación laboral

La mediación laboral se apoya en la intervención de un tercero, ajeno a ambas partes y que actúa como árbitro (en calidad de mediador). Su misión es minimizar o solucionar el conflicto y para ello:

  • Escucha a ambas partes.
  • Analiza el motivo de la discordia.
  • Pide que se planteen diversas resoluciones.
  • Dirige el conflicto, acercando las posiciones de ambas partes hacia un resultado favorable para ambas.

La clave de su función está en lograr que las empresas, o partes de una organización enfrentadas, consigan avanzar voluntariamente hacia esa zona de mutuo beneficio donde, por supuesto ambas habrán tenido que ceder y hacer concesiones, pero también serán las dos quienes disfruten de ventajas.

La mediación laboral cuenta con muchos beneficios:

  • Evita la imposición de una solución: una opción que, además de difícil, sería muy perniciosa para el ambiente de trabajo y para la propia colaboración en sí.
  • Previene que el conflicto se prolongue: pudiendo arrastrar a otras partes o empeorar la situación, lo que complicaría en gran medida su resolución.
  • Plantea un modo de aprender a trabajar juntos que enriquece la colaboración en la cadena de suministro: al mostrar que siempre existe una solución y que sólo es preciso tener la voluntad de resolver un malentendido para poder seguir cooperando.

 

Colaboración en supply chain: fuente de conflicto

Una de las razones por las que muchas colaboraciones terminan en situaciones de conflicto es que las personas que participan en ellas tienen ciertos niveles de entendimiento implícito acerca en qué consisten los términos de la colaboración; entendimiento que, desafortunadamente, en la mayoría de los casos no han llegado a transmitir o hacer explícito en ningún momento.

La colaboración, para ser efectiva ha de tratarse de un proceso detallado, no es preciso llegar al punto de requerir un acuerdo legal, pero sí un acuerdo operativo, creado por consenso. En esta compilación de propósitos, medios y fines está la clave para no necesitar nunca recurrir a la mediación laboral. El documento en que se basa una cooperación ha de incluir las instrucciones necesarias para poder trabajar y colaborar juntas las diferentes partes. Tiene que ser claro y determinar qué rol juega cada una, hasta dónde llegan sus competencias y dónde comienza la responsabilidad de los demás.

Si se fracasa en la elaboración de este acuerdo o si, aunque se haya llevado a cabo extremando las precauciones surgen los conflictos, algo que no sería extraño dada la naturaleza humana; siempre hay que tener en cuenta que se pueden solucionar a través de la mediación laboral.

Post relacionados:

Guía gratuita sobre las estrategias de colaboración en supply chain

Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management

Suscríbete al blog de Retos en Supply Chain