Comercio electrónico: nuevos tiempos, nuevas decisiones

El comercio electrónico permite que la demanda satisfaga sus expectativas y logre encontrar siempre algo mejor, más barato y que le pueda ser entregado más rápido. El poder se concentra en sus manos donde, a través de un dispositivo 3G o 4G de última generación, el consumidor navega por los sitios de compras online de su interés sin importarle la hora, el día de la semana o el lugar desde el que se enviará su pedido. La proliferación de esta forma de comprar hace que el crecimiento de la logística global asociada al comercio electrónico pueda llegar hasta un 7% en Europa para el periodo 2016-2020, según un reciente estudio de Technavio.

comercio electronico

Hand pushing virtual shopping button on digital background

Créditos fotográficos: istock rvlsoft

Las decisiones que los responsables de comercio electrónico deben tomar

A la vez que las expectativas de crecimiento son muy positivas, van surgiendo nuevas necesidades y soluciones que permiten resolverlas y continuar avanzando. El comercio electrónico actúa como un impulsor de la logística, requiriendo de la cadena de suministro un esfuerzo constante de mejora. Si bien la gestión de transporte internacional era el servicio primario exigido, el área donde debía centrarse la atención; hoy día, el foco se debe poner en el almacenamiento con valor añadido y la distribución interna.

En esta línea, cabe destacar la influencia de las entregas de última milla para el comercio electrónico y su cadena de suministro. Por ejemplo, en lo que concierne a la infraestructura necesaria se requieren dos tipos de almacenes para poder dar respuesta a la demanda normal del e-commerce:

  1. Pequeñas instalaciones: son las encargadas de hacer frente a la entregas de última milla y suele situarse en lugares próximos a los centros urbanos.
  2. Almacenes de grandes dimensiones: cumplen una función clave para la distribución internacional e inter-regional, su principal cambio tiene que ver con la incorporación de los últimos avances en tecnología, como la identificación por radiofrecuencia, la bimetría o los nuevos software de control de almacén, que buscan maximizar la eficiencia de los procesos para eliminar pausas, tiempos muertos y mejorar la capacidad de respuesta.

Algunos comerciantes disponen de cadenas de suministro preparadas para atender a las cambiantes necesidades logísticas de la industria del comercio electrónico, sin embargo, también hay muchos aún que no están a este nivel, por lo que necesitan tomar una decisión:

A/ Ampliar sus redes: y lograr alianzas colaborativas que les permitan solventar sus puntos débiles.

B/ Externalizar: contratar a empresas que presten los servicios de almacén o transporte a los que ellos no podrían llegar en las condiciones óptimas.

C/ Invertir: en infraestructura, en tecnología y en personal cualificado, de forma que les sea posible atender las exigencias del nuevo entorno de mercado.

A nivel de transporte se necesita, no sólo aumentar la densidad del tejido que cubre esa decisiva última milla, sino hacerlo en las condiciones adecuadas que son:

  1. Puntualidad en la entrega: al igual que hace unos años, la entrega a tiempo es la principal preocupación del consumidor, por supuesto, con la garantía de un producto en buen estado y sin desperfectos, ni en el continente, ni en el contenido.
  2. Valores: los principios corporativos y la cultura de empresa se la juegan en todos los detalles y, el transporte última milla es uno de esos aspectos. En muchos países, ya hay empresas que contemplan la posibilidad de encargar estas entregas a servicios de mensajería en bicicleta, más respetuosos con el medio ambiente e igual de eficientes que los medios tradicionales de reparto.

3. Calidad del servicio: no sólo en lo que concierne a todas las variables que determinan una entrega perfecta, sino también en cuanto a la incorporación de toda la tecnología que hace posible diferenciarse de la competencia, por ejemplo, ofreciendo la posibilidad de hacer un seguimiento del pedido a los clientes en tiempo real.

 

CTA - eBook - e-Logistics

Publicado en Supply Chain y Business Intelligence Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management