Comercio electrónico: Un reto logístico

El comercio electrónico ha significado una auténtica revolución, tanto para empresas como para clientes, ya que desde la comodidad del sofá de casa se puede acceder a un escaparate de miles de productos y comprar aquel que se quiera. Un mundo de comodidades para el cliente que suponen un reto para las empresas a nivel logístico.

reto logístico

Créditos fotográficos: istock Rawpixel Ltd

Y es muchas son las empresas que poseen un local físico y cuentan con una página web preparada con tienda on-line, y casa día este número de empresas crece. Esta omnicanalidad entre físico y on-line puede ser una ventaja para la empresa, ya que puede ampliar su ratio de ventas, o puede suponer una desventaja si no está bien organizada a nivel logístico, ya que una mala opinión o valoración dentro del mundo on-line puede afectar de manera directa a la presencia digital de la empresa. Es por ello que hay que tener muy estudiado todo el proceso y optimizarlo al máximo.

Dentro del apartado logístico de un comercio electrónico hay que tener muy en cuenta tres grandes áreas: los sistemas de información, todo lo correspondiente al almacenamiento y la posterior distribución.

 

Sistemas de información

A causa de la omnicanalidad entre mundo físico y on-line, los sistemas de información empresariales han de ser capaces de aunar esos mundos e integrar en un único programa toda la información referente a pedidos, stocks, devoluciones, etc… Si no es así, la experiencia de comprar del usuario final nunca será positiva y se estará perdiendo un cliente.

Estos sistemas de información empresarial han de ser capaces de optimizar tiempo de entrega, vigilar la trazabilidad de los procesos logísticos e integrarse en los procesos que se realizan dentro de una compra on-line.

Una inversión dentro de este apartado puede suponer un valor diferencial capaz de llevar al éxito o al fracaso a una empresa dentro del mundo del e-commerce.

 

Almacenamiento

En el proceso de almacenamiento no solo hay que tener en cuenta el espacio físico de almacenaje de stock, sino que hay que optimizar una serie de procedimientos para esta nueva realidad dentro del e-commerce como son:

  • La optimización de procesos de embalaje, etiquetado y paquetería ha de poseer una alta calidad. Ya que el propio embalaje será lo primero que el cliente perciba del producto que haya comprado.
  • Realización de controles a tiempo real dentro del tratamiento del stock en tránsito y los sistemas de despacho, preparación de los pedidos y handling.

 

Distribución

En este punto es importante ofrecer la mayor información posible al cliente sobre los puntos de distribución de cada ciudad; así como la trazabilidad del pedido. Para que el cliente tenga siempre la información que precise sobre su compra.

En el caso de realizar envíos a domicilios particular del cliente, es conveniente ofrece una amplio abanico de horarios de entrega, incluso ofrecer la opción de envío regulares o urgentes.

Otra alternativa al envío a domicilio que cada vez está cogiendo más relevancia es la recogida en tienda. Un modalidad que permite una mayor fidelización con el cliente, reduce costes de envío y aporta una mayor confianza al público final, ya que puede poner una cara a la empresa vendedora.

 

Post relacionados:

 

EOP - CTA BOFU Blended POST

Publicado en Noticias Etiquetado con: