El pasado año 2015 fue un año de cambios en lo que a las normas ISO se refiere, siendo la norma ISO 14001 una de las que más cambios sufrió.

La norma ISO 14001 vela por la perfecta combinación entre empresa y medio ambiente, de manera que regula todo lo que pueden ofrecer las empresas en materia de gestión medioambiental.

ISO 14001

Créditos fotográficos: istock Olivier Le Moal

TEXT - TOFU - Indicadores mejora CdS

POST - TOFU -  Indicadores para la cds [Duplicate]

 

¿Qué cambios presenta la nueva ISO 14001:2015?

Once años después de su primera publicación, la norma ISO 14001 vio la luz en 2015 su última revisión. Esta última revisión, que estará durante 3 años conviviendo con su antecesora, tendrá que ser de aplicación obligatoria para las empresas antes del 15 de septiembre de 2018. Después de este periodo de transición, la antecesora se despedirá para dar pie a la hegemonía en solitario de la versión ISO 14001:2015.

Esta nueva versión trae consigo una serie de modificaciones que incidirán directamente en la forma en la cual las empresas tratan los temas medioambientales.

  • Las empresas deberán prestar atención en la gestión medioambiental incluso de los procesos que tiene externalizados, además de comprometerse a una mejora continua de sus sistema de gestión medioambiental.
  • El ciclo de vida de los productos se tendrá en cuenta a partir de la aplicación de esta nueva versión y las consecuencias que ésta tenga en el medio ambiente. Esto afectará desde la extracción y manipulación de materias primas, hasta el transporte de éstas y la gestión de los residuos posteriores.
  • Se tendrá que tener en cuenta los intereses de los grupos de interés de la empresa, entre los que destacan clientes, proveedores, trabajadores, autoridades competentes e inversores. Esto quiere decir que las preocupaciones medioambientales de estos grupos se tendrán que reflejar, en la medida de lo posible, en el nuevo sistema de gestión medioambiental.

Todo ello hará posible un sistema de gestión medioambiental más uniforme cuya implementación es más fácil al igual que su posterior control.

 

Los efectos de la ISO 14001 en las empresas logísticas

Uno de los retos a los que las empresas que se dedican a logística tienen que enfrentarse hoy en día a es a la gestión medioambiental. El uso de múltiples vehículos para el transporte de mercancías deja huella en el medio ambiente, debido a la alta emisión de gases nocivos que éstos hacen a la atmósfera, con la posible contaminación que ello conlleva y los residuos que pueden dejar.

Con una sociedad cada vez más comprometida y preocupada por el medio ambiente, aplicar correctamente la ISO 14001: 2015 es sinónimo de ser una empresa responsable medioambientalmente hablando.

El sistema de gestión medioambiental que lleva implícito la norma, hace que, las empresas logísticas puedan desarrollar sus tareas cotidianas dejando un menor impacto en el medio ambiente, sumándose así a la política verde de muchas empresa y paliando los efectos nocivos del multitransporte que son tan conocidos dentro de la industria automovilística.

Con todo esto se consigue una guía práctica para poder tratar mejor los residuos que se generan y disminuir los grados de contaminación en la atmósfera.

 

Post relacionados:

Guía gratuita sobre la cadena de suministro customer driven