Cómo crear una estrategia de operaciones competitiva

La estrategia de operaciones se propone como objetivo tomar una serie de decisiones a medio y largo plazo para encontrar una ventaja competitiva, apreciada por el cliente y sostenible en el tiempo. Debe considerar los recursos disponibles en la actualidad y los que necesitará en el futuro. La estrategia responde al “cómo”, al proceso que debe seguir la producción de un bien o la prestación de un servicio para lograr esa variable única que diferenciará a la empresa de su competencia.

estrategia de operaciones competitiva

Este post trata sobre la estrategia de operaciones y su papel como elemento clave para el éxito de la empresa. Si quieres saber mucho más sobre este tema, descarga nuestra guía gratuita Aspectos clave de la Estrategia de Operaciones:

PILL CTA - Aspectos clave estrategia operaciones

Elementos clave de la estrategia

Son cinco los elementos clave en los que se basa la variable competitiva: coste, calidad, flexibilidad, servicio o innovación. Tradicionalmente, las variables de coste y calidad eran las que primaban. Las empresas buscaban la máxima eficiencia en costes, procurando mantener una calidad razonable, y las economías de escala eran prácticas habituales. A día de hoy, la situación ha cambiado, y bastante. La globalización de los mercados, la conectividad mundial, la escasez de determinadas materias primas y la gestión del talento, por citar algunos de los factores desencadenantes, han generado nuevas demandas. Ahora, los clientes piden un mejor servicio y más personalizado, una mayor flexibilidad, cercanía e información de calidad.

La estrategia y los objetivos de la empresa, que se desarrollan en cada una de las áreas funcionales, deben contemplar el proceso evolutivo, desde el modelo actual al modelo futuro de negocio. Por tanto, el área de operaciones y las decisiones estratégicas que allí se tomen deben estar siempre alineadas con la estrategia corporativa y la visión de la compañía.

Para que una estrategia funcione, debe desplegarse hasta el último nivel, de arriba a abajo, y retroalimentarse también del proceso a la inversa. Por un lado, los objetivos estratégicos se transformarán en tácticos y operativos para que las ideas se concreten en acciones y, del otro, el feedback que se recibe de la parte inferior de la cadena de suministros resultará esencial para controlar y reorientar la estrategia. Una herramienta muy eficaz para medir los resultados que se obtienen es el cuadro de mando integral, gracias a sus KPIs o indicadores.

¿Cómo se crea una estrategia de éxito?

Una estrategia se crea desde un enfoque teórico con una metodología determinada, pero también desde una perspectiva práctica mediante el uso de modelos de simulaciones. La metodología de Hayes y Wheelwright es la que se recomienda en el máster por su eficacia y utilidad. Se basa en diferenciar dos categorías de decisiones: las estructurales y las infraestructurales. Las primeras se caracterizan por tener un impacto a largo plazo, por precisar una inversión elevada para llevarlas a cabo, modificarlas y/o ampliarlas y afectan a la capacidad del sistema productivo, localización de fábricas y centros logísticos, configuración de la red de aprovisionamiento y diseño del proceso operativo. Las segundas tienen un impacto a corto plazo y será donde radicará la diferencia competitiva en las operaciones de la empresa. Se relacionan con asuntos de planificación y control, calidad, organización interna del trabajo, recursos humanos o desarrollo de nuevos productos y servicios.

A su vez, conocer las buenas prácticas que han funcionado en otras empresas y sectores es una herramienta eficaz para establecer estrategias de operaciones exitosas. Una mención especial merece la aplicación de buenas prácticas en empresas de servicios, un campo cuyo gran potencial está todavía por explorar en muchos de los casos.

Al final, los factores de éxito en las operaciones son fundamentalmente cuatro: un buen diseño y despliegue en la cadena de suministros; una clara y entusiasta comunicación al personal del área de operaciones, con el objeto de obtener su compromiso; una adecuada asignación de los recursos humanos, materiales y financieros necesarios para su implantación; y que la estrategia sea capaz de adaptarse a las continuas modificaciones del entorno.

La innovación merece un capítulo aparte en la estrategia de operaciones. Hoy, la innovación ya no sólo se refiere al producto o a los bienes tangibles, sino también y, con especial relevancia, a la innovación de procesos. La innovación en las operaciones es mucho más difícil de detectar e imitar por la competencia, con lo cual la ventaja competitiva se mantiene durante más tiempo. Se trata de innovaciones en procesos propios de la cadena de suministros, organizativos, comerciales o incluso referidos a cómo establecemos redes y alianzas con otros agentes de la supply chain, por poner algunos ejemplos. Además, el establecimiento de canales eficientes de comunicación entre departamentos, integrando la voz del cliente, como el que propone la ingeniería simultánea o concurrente, facilitará tiempos más cortos en el lanzamiento de productos al mercado.

El director de operaciones: figura clave en la estrategia

La figura del director de operaciones también ha evolucionado acorde a los tiempos. En un inicio era un director de producción o de aprovisionamiento, con una delegación de poder limitada. Hoy, se encarga de integrar todos los procesos que forman parte de la cadena de suministros, de tomar las decisiones estratégicas desde un conocimiento transversal, y forma parte del comité de dirección, junto a otros directores, como el de marketing o finanzas. Si bien su carácter analítico y su capacidad para resolver conflictos continúan siendo habilidades importantes, ahora se suman otras nuevas. Entre ellas, la capacidad de integración de procesos; la de colaborar y desarrollar relaciones de confianza; la flexibilidad ante la incertidumbre; el liderazgo y la gestión de equipos multiculturales; y, por último, la visión global del negocio.

En el Máster Supply Chain Management de EAE Business School se tratan en profundidad todos estos aspectos estratégicos. Se proporciona una visión actualizada del área de operaciones, su funcionamiento y se transmiten amplios conocimientos que capacitan para liderar y asumir la responsabilidad de la dirección de operaciones.

¿Has encontrado interesante este artículo? Si quieres saber mucho más sobre la estrategia de operaciones, no dejes de consultar estos artículos relacionados con ella:

Sobre el Autor: Ignasi Estruch

Profesor del Máster en Supply Chain Management de EAE

Actualmente soy el Responsable del Servicio de Estrategia Empresarial en ACCIÓ (Generalitat de Catalunya). He trabajado más de 10 años como consultor senior en NOVOTEC Consultores y EVERIS realizando proyectos en el ámbito de las Operaciones y la Estrategia, ya sea en gran empresa como en PYME, y como responsable de la zona de Cataluña (Manufacturing & Supply Chain) en Ribate, consultora del País Vasco que pertenece al grupo Ormazabal.

Mi formación es de Ingeniero en Organización Industrial y Máster Executive en Supply Chain Management. Logística Internacional por la Fundació Politécnica de Catalunya.

Puedes seguirle en su perfil profesional de LinkedIn.

CTA - eBook - Aspectos clave estrategia de operaciones actual

Créditos imagen: ddpavumba / FreeDigitalPhotos.net

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management

Suscríbete al blog de Retos en Supply Chain