Cómo gestionar un equipo de trabajo paso a paso

La gestión de equipos, entendida dentro del marco de la gestión por competencias, puede llevarse a cabo desde dos planteamientos diferentes. Uno hace referencia a las habilidades directivas y otro al alcance de la propia manera de gestionar un equipo de trabajo.

 

La pirámide de las habilidades ejecutivas

Cuando se aplica el enfoque de las habilidades ejecutivas, la gestión de equipos se ve como una pirámide. En su base se agrupan las habilidades enfocadas al desempeño básico y la consecución de las tareas mínimas necesarias para afrontar el rol que se ocupa dentro de la organización.

A medida que se asciende hacia la cumbre, las acciones a tomar pierden en operatividad y precisión, para ganar en estrategia y calidad, generando valor. Así, la cúspide, que se relacionaría con el conjunto de habilidades asociadas al liderazgo, resumiría los elementos necesarios para garantizar el éxito: a nivel personal, de equipo y de empresa.

Imagen

 

Existen cuatro niveles, comenzando por la categoría situada en la base:

1. CONSEGUIR. Exigencias del rol ejecutivo:

  •  Planificar.
  •  Organizar.
  •  Dirigir.
  •  Monitorizar.

2. MOTIVAR. Necesidad de desarrollo de las personas

  •  Conocer al equipo.
  •  Satisfacer sus necesidades y propiciar el feedback.
  •  Formar e informar.
  •  Implicarse.

3. CRECER. Necesidad de desarrollo personal

  •  Autoevaluarse y detectar fortalezas y debilidades.
  •  Optimizar la gestión del tiempo.

4. INSPIRAR. El camino hacia el éxito

  •  Desarrollar la capacidad de liderazgo potenciando la creatividad, visión de futuro y pasión por lo que se hace y aportando soluciones y una perspectiva integradora.

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre exportación
PILL CTA - eBook - Técnicas de motivación y gestión de equipos

Las claves de las gestión de equipos eficiente

1. Planificación y estrategia: que deberá estar precedida por una autoevaluación de la organización, el área y cada uno de los roles que la componen para detectar las necesidades y plantear las metas y objetivos.

2. Selección por competencias y atracción de talento: buscar perfiles compatibles, proyectar buena imagen para atraer a los profesionales más cualificados y no olvidarse de los candidatos pasivos.

3. Salario emocional: flexibilidad, conciliación y reconocimiento para fomentar la implicación necesaria en la gestión de equipos.

4. Satisfacción laboral garantizada: desde el ambiente a las condiciones termo-higrométricas, del salario a los planes de carrera. La apertura de los canales de comunicación y la disposición e implicación del nivel ejecutivo resultan esenciales.

5. Formación y futuro: la formación y el coaching ayudan a crecer a las personas y garantizan el futuro de la organización y su adaptación a las circunstancias cambiantes del entorno de mercado.

6. Compromiso y toma de responsabilidad: conocer al equipo y cada uno de sus miembros es necesario para, desde la motivación, ganar su compromiso. Este vínculo se traducirá en la toma de responsabilidad y la proactividad por parte de cada persona, que interiorizará las metas organizacionales como propias.

Post relacionados:

CTA - eBook - Técnicas de motivación y gestión de equipos
Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management