Cómo implementar indicadores de gestión logística

La planificación, la comunicación y la monitorización del desempeño de procesos y actividades conforman las bases fundamentales sobre las cuales se asienta el desarrollo de todo sistema de gestión, y el ámbito de la logística no es ninguna excepción al caso.

Tampoco lo es la importancia que adquieren los indicadores clave de desempeño (o KPI, por su formulación en inglés, Key Performance Indicators) en cada una de las fases de desarrollo de un plan de gestión logística, aunque lógicamente presenten peculiaridades propias que se deben conocer para establecerlos e implementarlos correctamente en el plan estratégico diseñado. Por ello, hoy atenderemos algunas de estas particularidades centrándonos, principalmente, en cómo implementar estos indicadores de gestión logística en un cuadro de mando.

indicadores de gestión logística

 

Los indicadores de gestión logística: definición, implementación y funciones

El primer paso a realizar antes de poder sacar partido a los indicadores de gestión logística es, obviamente, definirlos. Para ello, es imprescindible contar con un plan estratégico previamente diseñado sobre el cual se trabajará para detectar los procesos y las actividades a monitorizar.

Cada compañía puede establecer los indicadores que considere más adecuados y oportunos, teniendo en cuenta sus distintas áreas operativas y los enfoques propios de las cuatro perspectivas del cuadro de mando:

  • Perspectiva financiera: bajo esta perspectiva se establecerían indicadores cuantitativos referentes a los costes y los beneficios, las pérdidas y las roturas o los márgenes de rentabilidad, entre otros.

  • Perspectiva del cliente: aquí entrarían indicadores de tipo cualitativo, referentes al nivel de satisfacción del cliente con el servicio prestado, o los de tipo cuantitativo para evaluar el número de solicitudes de servicio, de atenciones efectuadas o de reclamaciones recibidas.

  • Perspectiva de procesos: indicadores relativos a los procesos implicados en el abastecimiento y el reparto de mercancías, por ejemplo, como el tiempo empleado, el personal requerido o la cantidad de zonas atendidas.

  • Perspectiva de crecimiento: indicadores que permitan evaluar escenarios posibles, detectar oportunidades de crecimiento (como la ampliación de rutas, la adopción de nuevos métodos de transporte…) o modos de optimizar el rendimiento de ciertos procesos clave en un futuro.

Una vez definidos estos indicadores, es necesario comunicar la estrategia a la que se remiten a todos los niveles y miembros de la compañía, asegurando su compromiso con la misma y obteniendo el feedback adecuado (imprescindible) para implementar las correcciones oportunas, en el caso de ser necesario.

Finalmente, llega el momento de implementar los indicadores de gestión logística tratando de sacar el máximo partido a la monitorización de los procesos y las actividades que se pretende evaluar, regularizando la creación de reportes y temporizando adecuadamente su evaluación para facilitar la toma de decisiones, y detectar y aprovechar todas las nuevas oportunidades de negocio.

En la guía Las claves de la gestión de un proyecto logístico, descargable gratuitamente en nuestra sección de recursos formativos, se amplía la información aportada en este post, además de ofrecer algunas claves fundamentales para la gestión integral de proyectos logísticos, y de redundar en el importante papel que desempeña el control y la monitorización en la gestión de todo tipo de proyectos, para lo cual resultan imprescindibles, en el caso que nos ocupa, los indicadores de gestión logística.

Post relacionados:

EOP - CTA BOFU Blended POST

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con: , ,
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management