¿Cómo incide la tecnología en el sector logístico?

A día de hoy, la tecnología se ha ganado un hueco en el día a día de las personas. El uso extendido de ordenadores y móviles y la posibilidad de disfrutar de Internet en cualquier parte sin restricciones de espacio ha hecho posible que proliferen las compras por Internet.

sector logístico

Créditos fotográficos: istock maxsattana

La tendencia alcista de las ventas online es un hecho que vaticina que, cada vez más, los usuarios se decantan por realizar compras desde la comodidad de su casa. Frente a esto cabe preguntarse, ¿de qué manera incide la tecnología en las empresas del sector logístico?

 

Tecnología en el sector logístico, ¿aliado o enemigo?

Las ventas online han abierto un nuevo mundo a las empresas que quieren expandir su cuota de mercado, pero esto ha afectado también a las empresas del sector logístico. La multitud de compras ha hecho que el número de viajes de transporte se dispare, hecho que a priori puede parecer positivo por el aumento de la carga de trabajo y la mayor posibilidad de expansión para las empresas. Pero la tecnología, ¿es un aliado o un enemigo para las empresas del sector logístico?

Para responder a esta cuestión es necesario hacer una reflexión previa. La tecnología ha incidido en las empresas logísticas de tal manera que ha hecho que tengan que reinventarse o morir. Si las empresas son capaces de aceptar los cambios que la tecnología ha introducido saldrán fortalecidas de la situación, sin embargo, si no son capaces de hacerlo puede suponer su desaparición por no adaptarse al modelo de compra actual.

Para adaptarse a dichos cambios, las empresas logísticas deben hacer frente a las siguientes situaciones:

  • Incremento de los consumidores actuales: Cada vez son más los consumidores que realizan compras a nivel online y utilizando diversas plataformas tecnologías. El aumento del e-commerce hace que las empresas logísticas tengan que adaptar, por una parte sus sistemas de transporte y almacenaje para dar cabida a los pedidos informatizados, y por otra parte, que reorganicen su estructura para dar respuesta a las necesidades de los consumidores, entre las que se encuentran un servicio de atención al cliente excepcional y unas demandas de recibir los pedidos cuanto antes mejor.
  • La economía compartida: El intercambio de productos o la venta directa, sin intermediarios, es lo que se conoce como economía colaborativa. La tecnología ha hecho posible conectar a miles de usuarios que quieren intercambiar sus productos por otros de la manera más económica posible. Esta práctica ha hecho que aparezcan un gran número de plataformas que se dedican a la economía compartida, con lo que las empresas logísticas tienen que adaptarse también a ese tipo de intercambio de productos.
  • La concentración de empresas. La integración vertical y horizontal de empresas ha hecho posible que éstas cada vez estén más concentradas. Son muchas las empresas que se encargan de todo el proceso productivo, con lo que eso puede afectar al sector logístico por diversos motivos. Algunas de las empresas han querido integrarse verticalmente y suprimir los servicios logísticos, integrándose dentro de su cadena de producción, con lo que puede suponer una mayor competencia para las empresas que se dedican únicamente al sector logístico. Por otra parte, las empresas concentradas tienen un poder mayor de negociación con lo que, puede afectar a la hora de negociar el transporte de mercancías y productos haciendo dichas negociaciones más complejas.

 

Post relacionados:

EOP - CTA BOFU Blended POST

Publicado en Noticias Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management