Control de inventarios: el corazón de la Supply Chain

El control de inventarios es de vital importancia dentro de la cadena de suministros de una empresa. Tal es su importancia para el buen funcionamiento de la misma que, en muchas ocasiones, al control de inventarios se le suele conocer como al corazón de las operaciones, ya que sin él, el resto no funciona.

control de inventarios

Créditos fotográficos: istock Wavebreakmedia

El control de inventarios: ¿para qué sirve?

Dentro de una empresa, el inventario es el mayor activo que se tiene, por ello, tenerlo perfectamente controlado es de vital importancia para un óptimo funcionamiento de la cadena de suministro y, cómo no, para mejorar los resultados económicos de la empresa.

Llevar un correcto control de inventarios es necesario básicamente por varios aspectos:

  • El primero de ellos conocer qué estado se tiene de cada producto y conocer qué previsiones se van a necesitar de cara el futuro, es decir, saber si va a hacer falta tener más de él o, si por el contrario, se tiene que reducir el stock existente con promociones en tiendas o cualquier otro tipo de acción comercial, es decir, si se tienen que realizar ajustes de inventario antes de que las consecuencias sean peores.
  • El control de inventarios también sirve para tener constancia de cómo se encuentra la empresa económicamente, sobre todo, al final de un periodo contable.
  • El control de inventarios también puede ser de mucha utilidad para saber qué se vende, a qué precio, qué cantidades y qué proveedor es el que mejor funciona, obteniendo así datos para mejorar todo el aspecto comercial de la empresa.

Resumiendo, el control de inventarios aporta a la empresa datos reales de su situación que son de gran utilidad en la toma de decisiones empresariales.

 

¿Qué tipos de control de inventarios se puede realizar?

Una vez claro el motivo por el cual es imprescindible contar con un buen control de inventarios es el momento de conocer qué opciones existen para poder llevar ese control de manera correcta en base a las necesidades que presenta cada empresa.

  • Inventario inicial. Este tipo de inventario se suele realizar al inicio de las operaciones o al inicio de un nuevo año contable.
  • Inventario final. Su realización es a la hora de cerrar el año contable y su objetivo es ver la monetización del inventario que queda para contabilizar correctamente y conocer el estado económico de la empresa o, dicho de otra forma, ser conscientes del estado patrimonial empresarial.
  • Inventario perpetuo. Este tipo de control de inventarios está constantemente actualizado y varía en funciones de las necesidades que se detectan en el almacén. Su registro suele ser muy detallado, tanto en unidades físicas como en valoración económica de éstas. Son muy útiles para llevar un control pormenorizado y saber el estado en periodos cortos de tiempo sin tener que esperar al inventario final.
  • Inventario físico. Se conoce como inventario físico al recuento de unidad por unidad de todo el inventario que forma parte de la empresa. Su uso es muy común cuando se realizan auditorías o se deben presentar cuentas de la empresa, ya que su fiabilidad es muy elevada por presentarse como una lista detallada de todo el inventario y sus especificaciones.

 

Post relacionados:

 

EOP - CTA BOFU Blended POST

Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con: