Control por radiofrecuencia y logística de almacenamiento

La logística de almacenamiento es una de las funciones que más han cambiado en los últimos tiempos dentro de la cadena de suministro. El control por radiofrecuencia es sólo un ejemplo de las muchas modificaciones que los avances tecnológicos han permitido introducir en este área y para las que los nuevos profesionales del sector han de estar preparados.

logistica de almacenamiento

Créditos fotográficos: istock Christian Yasiuk

Ya no es sólo una cuestión de ahorro de costes. Eficiencia, agilidad y calidad en el servicio son objetivos a cumplir y una gran responsabilidad para los nuevos gerentes del supply chain. A nivel de almacén es preciso:

  • Aumentar la precisión de los envíos.
  • Acelerar la generación de respuestas y su eficacia.
  • Reducir los costes asociados a la fuerza de trabajo.

Cuando los responsables de la logística de almacenamiento están bien preparados y, a su experiencia, suman una formación de calidad, pueden mejorar su gestión. La actualización que un buen programa de estudios en supply chain les aporta, aumenta sus recursos y la efectividad de sus decisiones. Sus opciones ya no se reducen a las tradicionales y van más allá. No tienen miedo a los retos y se sienten cómodos en entornos innovadores, dinámicos y orientados a la tecnología. Por eso, para optimizar resultados una de las opciones que consideran es el RFID (control por radiofrecuencia).

 

La nueva cara de la logística de almacenamiento

¿Por qué conformarse con un inventario con fallos? En un entorno de almacén, la tecnología de control por radiofrecuencia automatiza el proceso de recogida de datos hasta el punto de no necesitar la intervención humana. Este método de recolección de datos permite identificar los objetos a través de ondas de radio de baja potencia. El transceptor lee la frecuencia de radio y la transmite a un dispositivo de procesamiento. Activado por una antena, la información de identificación se transmite desde este dispositivo al lector de RFID, mejorando la logística de almacenamiento.

Las ondas de radio son convertidas por el lector en información digital lista para ser procesada por un dispositivo de recopilación de datos manual en el que, de forma muy similar a los códigos de barras, el lector reconoce la localización e identificación de cada etiqueta RFID ligada a un artículo del inventario.

  • Ya no es necesario que los operarios se desplacen por el almacén.
  • No se necesita escanear las etiquetas de código de barras.
  • El seguimiento y localización de cada artículo se optimiza.

A diferencia de los códigos de barras escaneado, cuando la tecnología de control por radiofrecuencia se integra en la logística de almacenamiento se consigue:

  • Eliminar la dependencia de la intervención humana.
  • Evitar problemas relacionados con la lectura de códigos de barras (causados por el terminal o por el mal estado de las propias etiquetas).
  • Gestionar mayores cantidades de inventario en menor tiempo y sin errores.
  • Mejorar el aprovechamiento del espacio en el almacén, porque se elimina la necesidad de línea de vista directa o lectura de las etiquetas.

Cuando los responsables de logística de almacenamiento están al tanto de las necesidades de su función, conocen sus puntos fuertes y débiles y están familiarizados con los últimos avances tecnológicos, es posible aumentar el rendimiento del almacén y evitar errores que pueden afectar a otros componentes de la cadena. Es una cuestión de formación, pero termina siendo una materia de tal relevancia que puede determinar la supervivencia de una empresa en el sector.

 

Post relacionados:

 

POST - MOFU - Formación y desarrollo de competencias

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con: