La dirección o administración de operaciones en la empresa es un área funcional que, junto a marketing y finanzas, se configura como clave para la buena marcha de la organización. Las decisiones que en este departamento se toman afectan directamente sobre la estrategia de operaciones y los resultados y, no sólo eso, sino que además conllevan una gran responsabilidad ya que son destino de una buena parte de las inversión del capital aportado por el accionariado.

La finalidad de la dirección de operaciones es la de encontrar una o varias ventajas competitivas para la compañía, cuanto más diferenciadas de la competencia y más sostenibles en el tiempo, mejor. Esta área se encarga de transformar una entrada de materia prima en un producto elaborado, con un valor agregado que en el inicio del proceso no tenía y que es algo apreciado por el cliente. Esta aseveración es igualmente válida para bienes de consumo y servicios, aunque las características concretas de cada negocio obligan a matizar la forma de aplicar dicho proceso de transformación, también llamado cadena de valor.

director de operaciones

Este post trata sobre la estrategia de operaciones y su papel como elemento clave para el éxito de la empresa. Si quieres saber mucho más sobre este tema, descarga nuestra guía gratuita Aspectos clave de la Estrategia de Operaciones:

TEXT - TOFU - Aspectos clave estrategia operaciones

Las funciones de la dirección de operaciones son las mismas para las empresas de servicios que para las compañías manufactureras o industriales. Por ejemplo, encontramos directores de operaciones en hoteles, bancos, aerolíneas o cadenas de comercio minorista, quienes son los máximos responsables de la prestación de los servicios.

Aspectos fundamentales de la dirección de operaciones

La dirección de operaciones en las organizaciones modernas trabaja sobre tres aspectos fundamentales:

  1. La calidad total. Significa complacer al cliente en sus demandas y expectativas, incluso más allá de lo que él mismo espera, de manera que es él quien marca los niveles de calidad del producto o servicio. A mayor satisfacción del cliente, más ventas. Persigue la mejora constante de la eficacia y emplea la evaluación permanente para identificar y corregir los puntos débiles. Los empleados también contribuyen al logro de los objetivos de calidad de la compañía: todos son responsables de ella y se les dota de los medios y la capacitación para que cumplan con los objetivos. El conocimiento se comparte y se desarrolla en equipo, con la participación activa de empleados y directivos.
  2. La empresa como un sistema. Se basa en emplear métodos de dirección que, bajo un enfoque sistémico, contribuyan a desarrollar el pensamiento de procesos, a basar la toma de decisiones en la información y a dirigir la compañía como un todo integrado. Entonces, la dirección se entenderá como un subsistema cuya cualidad principal es su capacidad de control, gracias a la cual consigue mantener al sistema en una trayectoria definida y con la correspondiente reducción de incertidumbre que ello conlleva. Este control se define más por pretender que los planes se cumplan, previendo sus desviaciones antes de que ocurran, que por una proyección fiscalizadora.
  3. Un equipo humano totalmente integrado. Las personas que contribuyen como fuerza de trabajo en el avance de la compañía son merecedoras de absoluto respeto, confianza y tratamiento digno por parte de la dirección. Representa el triunfo de las negociaciones exitosas, en las que todo el mundo sale ganando y nadie pierde. Se basa en la creencia de que un buen equipo todo lo puede, y que es más importante la actitud y la disposición que las capacidades. Todas las personas que, de una manera u otra, conservan vínculos con la empresa, sean clientes, proveedores, empleados o accionistas se llevan su parte de ganancia que no tiene por qué ser siempre económica.

La dirección de operaciones ha recuperado el protagonismo que había perdido hace un tiempo atrás. Hoy, la gestión integrada de las operaciones se revela como un factor de vital importancia para la competitividad de las empresas. Las nuevas tecnologías en los procesos y métodos de gestión hacen posible estrategias innovadoras para incrementar ventas en mercados cada vez más globales.

funciones director de operaciones

Formación para la dirección de Operaciones

EAE Business School ofrece formación especializada en Logística y Operaciones. Los Másters en Supply Chain Management&Logistics tienen como objetivo la formación de profesionales y directivos de áreas de operaciones para que entiendan los procesos logísticos como de alto valor añadido para sus compañías y los utilicen de cara a aumentar la competitividad de su empresa.

Las principales Modalidades de esta formación son las siguientes:

Guía relacionada con la formación en el área de Operaciones

<

¿Has encontrado interesante este artículo? Si quieres saber mucho más sobre la estrategia de operaciones, no dejes de consultar estos artículos relacionados con ella: