Cuello de botella: un punto crítico en la cadena de suministro

La cadena de suministro es el punto de conexión entre fábrica y cliente final y es, esa conexión directa, la que confiere a la Supply Chain una importancia de gran dimensión. Para que todo vaya sobre ruedas hay que tratar, por todos los medios posibles, alejar de la cadena de suministro los temidos cuellos de botella.

cuello de botella

Créditos fotográficos: istock TonyTaylorStock

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre las estrategias de colaboración en supply clain PILL CTA - eBook - Colaboración SC

CTA - eBook - Colaboración SC

 

¿Qué se entiende por cuello de botella?

El cuello de botella, es uno de los riesgos a los que toda cadena de suministro puede enfrentarse alguna vez. Se entiende por cuello de botella a aquellos procesos que ralentizan el total de la cadena de suministros. Para entenderlo mejor vamos a verlo con un ejemplo. Desde la fábrica de producción hasta el cliente final, el reparto está formado por dos fases: A y B. La fase de reparto A puede repartir 100 unidades a la hora, mientras que, la fase B puede hacer lo propio pero únicamente lanzando al reparto 50 unidades la hora. Si A se encuentra a máximo rendimiento, B nunca podrá absorber toda la producción de A, con lo que entre estos dos puntos se originará lo que se denomina un cuello de botella.

El cuello de botella puede suceder por varios factores, pudiéndose dividir en dos grandes grupos: factores humanos y factores mecánicos. En el caso de los factores humanos, la mala preparación de los trabajadores o el bajo know how de los procesos por parte de los empleados puede ocasionar problemas en la cadena de suministro, llegando así, a ralentizar todo el funcionamiento de ésta. Por su parte, en la parte mecánica, las máquinas también pueden afectar en el desarrollo de la cadena de suministro. Los parones inesperados y los fallos en la maquinaria, debido a la falta de mantenimiento, pueden hacer que la producción y el reparto se quede estancado hasta que estos problemas se solucionan.

Un cuello de botella no localizado y tratado a tiempo puede suponer unas pérdidas de gran envergadura para la empresa. Por una parte, los costes pueden verse incrementados, ya que, los costes de almacenaje de una fase a otra subirán conforme el cuello de botella sea más grande. Por otra parte, la capacidad de entrega de los pedidos se vería disminuida, haciendo que los tiempo de espera para recibir el producto aumenten, Por último, si no se localiza a tiempo el foco del cuello de botella se estará desaprovechando la capacidad de producción de aquella fase o fases en las que todo el proceso fincione correctamente.

 

Cómo combatir el cuello de botella

La primera regla para combatir el cuello de botella en una Supply Chain es ir solucionando uno a uno las posibles focos de problemas que dan paso a los fallos que originan los cuellos de botella.

El primer paso es localizar en qué momento de la cadena de suministro se originan los fallos y ver el porqué suceden dichos problemas, dicho de otra manera, ver qué tipo de restricción, si personal o de maquinaria, afecta al correcto desarrollo de la Supply Chain.

Una vez localizado el foco del problema se plantean dos alternativas:

  • La primera de ellas es hacer que todo el resto de la cadena de suministro quede supeditada a dicho fallo. Es decir, se podría bajar el nivel de reparto y/o producción de todas las fases, de manera que los suministros fluyan de manera continuada sin originar atascos. Esta solución implica un menor coste directo para la empresa, ya que no se invierte en solucionar el problema, pero, implica un coste indirecto mayor, ya que no se está trabajando al máximo de capacidad que se podría trabajar con las pérdidas monetarias consiguientes.
  • La otra alternativa es actuar en el fallo hasta que éste quede solventado. Bien invirtiendo en mejoras de las capacidades del personal o reemplazando la maquinaria por otra que trabaje en base a las necesidades de suministro empresarial. Con esto, la inversión directa será mayor ya que hay que realizar un desembolso económico previo, pero por el contrario, el retorno de la inversión será más rápido ya que se podrá trabajar a pleno rendimiento sin atascos de por medio.

Una vez solucionado dicho problema, lo ideal es volver a probar la cadena de suministro para ver que todo va según lo previsto y repetir dicho proceso por cada cuello de botella que surja a lo largo de la Supply Chain.

 

Post relacionados:

Guía gratuita sobre las estrategias de colaboración en supply chain

Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con: , ,
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management