Dirección por objetivos en supply chain: trabajo a 3 niveles

La dirección por objetivos es una de las maneras más efectivas de contribuir a la generación de valor en una cadena de suministro customer driven. Los responsables de supply chain tiene que intentar que, partiendo de la visualización de toda la cadena de suministro y teniendo claras las metas hacia las que avanzar, se puedan maximizar las fortalezas y eficiencias en cada nivel del proceso para crear un sistema de suministro altamente competitivo y orientado al cliente. Esta estructura será la que permita responder de forma inmediata a los cambios en la oferta y la demanda.

Simple 3d scene representing arrows, that hit targets.

Créditos fotográficos: istock ShadeON

Dirección por objetivos en una cadena de suministro customer driven: las claves del éxito

Para poner el foco en el cliente de forma efectiva hace falta que todos los componentes de la cadena y todos y cada uno de sus integrantes compartan esta visión. La dirección por objetivos es un enfoque de gestión que ayuda a mantener la alineación necesaria. Sin embargo, una vez que se decide optar por este planteamiento, es importante trabajar a tres niveles:

  1. Establecimiento de metas.
  2. Alineación de objetivos.
  3. Seguimiento.

El proceso de establecimiento de objetivos debe ser el fruto de un proceso de colaboración entre cada miembro de la cadena de suministro y sus superiores. Ya sea determinando metas a largo o a corto plazo, es aconsejable apoyarse en los principios SMART.

Este acrónimo facilita la comprensión de la forma correcta en que han de ser definidos estos objetivos para respaldar de forma eficaz la estrategia customer driven. En concreto, éstos deben ser:

  • Específicos: bien definidos para informar a los empleados exactamente de lo que se espera, cuándo y en qué medida y facilitar una gestión transparente en base al seguimiento del progreso.
  • Medibles: es preciso proporcionar los hitos que permitirán rastrear el progreso y motivar a los empleados hacia el logro.
  • Alcanzables: el éxito tiene que ser alcanzable, para evitar la frustración y la pérdida de realismo en la visión.
  • Relevantes: hay que priorizar los que garanticen un mayor impacto en la estrategia customer driven de la cadena de suministro, ésos que realmente permitirán poner el foco en el cliente y sus necesidades.
  • De duración determinada: hace falta establecer el tiempo suficiente para lograr el objetivo, pero siempre de forma que no afecte al nivel óptimo de rendimiento.

Una vez se han determinado las metas a alcanzar, los responsables de la dirección por objetivos deben buscar su alineación. Sólo de esta forma se puede asegurar que cada persona dentro de la cadena de suministro será capaz de ver la imagen completa de supply chain, y no sólo lo que respecta a su parcela particular de acción.

Para lograr la alineación de objetivos es preciso:

  1. Comunicar claramente los objetivos estratégicos de extremo a extremo de supply chain.
  2. Reducir redundancias y fomentar la cooperación permitiendo a los responsables acceder a los objetivos de otros componentes de la cadena.
  3. Exportar las mejores prácticas de unas áreas a otras para avanzar hacia las metas más rápido, con más flexibilidad y adaptabilidad.

Por último, una vez que se ha avanzado en la iniciativa de dirección por objetivos y ya han quedado fijadas las metas globales y las individuales, el siguiente paso es el seguimiento del progreso. Llegados a este punto, hay que observar las siguientes recomendaciones:

  • Es importante que cada individuo pueda llevar a cabo un seguimiento de su propio progreso, para lo cual necesitará contar con la información y herramientas necesarias.
  • Todos los responsables de la dirección por objetivos deben ser conscientes de los avances en las metas y entender la criticidad de su intervención en el momento en que se detecten los primeros signos de pérdida de alineación.

 

POST - TOFU - Enfoque customer-driven

Publicado en El enfoque Customer-driven Etiquetado con: