El cross docking en la gestión de proyectos logísticos

En los últimos años el sector industrial ha sufrido grandes transformaciones que han obligado a las empresas a renovarse para seguir siendo competitivas. La gestión logística es un elemento clave para conseguir la eficiencia buscada. Dentro de la gestión de proyectos logísticos si algo ha revolucionado los modelos de distribución es el Cross docking.

El éxito en la gestión de un proyecto logístico, obteniendo un resultado de calidad, pasa por tomar conciencia de las necesidades del cliente y tener en todo momento el control de las actividades que se están realizando.

Cross Docking

Créditos fotográficos: Axisadman

Importancia de la gestión logística en la gestión de un proyecto en general

Ser un buen gestor significa saber optimizar al máximo los recursos para conseguir el objetivo fijado. Reducir los costes, cumplir con los plazos fijados y obtener unos buenos resultados. Pero para conseguirlo se tiene que tener un alto grado de control sobre todos los aspectos de los que se compone el proyecto.

La logística es una parte fundamental en la consecución de los objetivos empresariales ya que permitirá aumentar la rentabilidad del proyecto. Además, tener controlada la logística hace posible un mejor proceso de toma de decisiones.

Una buena gestión logística permitirá mejorar las relaciones con las personas implicadas en el proyecto, sobre todo en lo que respecta a terceros como proveedores y clientes. Será más fácil establecer los límites económicos y temporales del proyecto, evitando errores de planificación.

Elegir la técnica logística adecuada

Es necesario que el proyecto logístico esté muy bien planeado, no sólo centrándose en el binomio coste-beneficio sino sin obviar otros importantes aspectos como son:

  •  La estrategia de operaciones.
  •  Las políticas medioambientales.
  •  Las vías de acceso y servicios disponibles.
  •  Las políticas de aprovisionamiento.
  •  Las características del almacenamiento y del manejo de materiales.
  •  Las políticas de seguridad.
  •  La distribución de los equipos de trabajo.
  •  El volumen de operaciones.
  • El soporte tecnológico del que se dispone.

Durante décadas se han puesto en marcha diferentes técnicas que permiten una mejor gestión logística entre las más eficientes se encuentran:

  •  Just In Time.
  •  Total Quality Management.
  •  Efficient Consumer Response.
  •  Distribución por terceros.
  •  Cross-docking.

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre estrategia de operaciones

PILL CTA - eBook - Gestión proyectos logísticos

Cross docking qué es y cuál es su utilidad

El Cross docking o cruce de muelle es una técnica logística en el que el tiempo de almacenaje es inexistente o muy limitado. Consiste en transferir los embarques del medio de transporte en el que llegan al medio de transporte en el que salen sin que medie un almacenaje intermedio.

Esta técnica de distribución se podría encuadrar dentro de la filosofía de Efficient Consumer Response que busca una mayor eficiencia de toda la cadena de suministros, involucrando a clientes y proveedores.

Para llevar a cabo el Cross docking es importante la sincronización de toda la mercancía entrante y saliente. Las actividades que se realizan son:

  •  Pre-distribución. Los proveedores preparan las mercancías que se van a distribuir.
  •  Recepción de la mercancía.
  •  Captura de información. Necesario para un buen control sobre la mercancía.
  •  Re-embalaje, consolidación de carga y salida de la mercancía.

Por qué aplicar el Cross-docking para la gestión de proyectos logísticos

Una vez que hemos explicado la cross docking definición , es el momento de pasar a analizar las particulares características del Cross docking como modelo de distribución para un proyecto logístico lo hacen especialmente rápido y rentable.

El Cross docking supone una interesante reducción de costes en:

  •  Almacenaje.
  •  Distribución.
  •  Inventario.
  •  Personal.
  •  Financiero.

Una de las mayores ventajas que ofrece el Cross docking es eliminar o reducir considerablemente el inventario del almacén. Al carecer de mercancía parada se ahorra mucho espacio y también se reducen los costes en lo referente a su manipulación y, lo que es más importante, no habrá “dinero estancado” puesto que la mercancía almacenada no genera ningún beneficio y, en cambio, sí muchos costes. Al reducir los stocks también se facilita la tarea de manipulación y reubicación de la mercancía, consiguiendo un número menor de errores. Este sistema de distribución disminuye también el tiempo y coste de trasladar los productos en el almacén, incluido el tiempo de introducción de la información en el sistema informático que se utilice.

Además, el Cross docking por ser un modelo muy rápido consigue una mayor frescura de la mercancía y un aumento de su disponibilidad, al mismo tiempo se facilita el cumplimiento de los plazos fijados, lo que supone una gran ventaja de cara al cliente.

Por tanto el Cross docking es muy útil para quienes están buscando:

  •  Un incremento en la velocidad del flujo del producto.
  •  La disminución de los costes de manipulación
  •  La reducción de los recursos destinados al inventario y un aumento de su rotación.
  •  Consolidación eficiente de la mercancía.
  •  Un uso más óptimo de los recursos (capital, recursos humanos y físicos entre otros).
  •  Un refuerzo para las estrategias JIT de los clientes, por tanto, una mayor satisfacción.
  •  Mejorar las relaciones comerciales entre socios de negocio, ya que los productos están disponibles antes para la venta al cliente final y se agilizan los procesos de pago y cobro.

Cross docking: ejemplos en los que no es buena emplearlo

Aunque la técnica del Cross docking es altamente eficiente existen algunas circunstancias en las que no se debería utilizar porque no consigue un equilibrio entre el coste y el beneficio. Por eso hemos pensado en hablaros de cross docking ejemplos en los sería conveniente no emplearlo.

  •  Situaciones no continuas.
  •  Si no se quiere invertir en infraestructura física, ya que el Cross docking la requiere. Además, de un sistema informático que permita un manejo adecuado y completo de la información.
  •  Si las relaciones con los diferentes actores de la cadena de suministro no son buenas y constantes.

El Cross docking predistribuido e indirecto

El Cross docking predistribuido o cross docking directo es el que se suele utilizar para productos de alto movimiento y dimensiones reducidas con muchas referencias, como pueden ser los cosméticos, y para los productos frescos.

Para que se lleve a cabo el Cross docking predistribuido la mercancía se recibe ya en las unidades logísticas que se hayan acordado entre proveedor y cliente, pueden ser cajas, pallets u otras. Se transportan al muelle de salida junto con las unidades logísticas de otros proveedores para consolidarlos en los vehículos de entrega para que vayan al destino indicado. En este tipo de Cross docking la manipulación de la mercancía es mínima.

El Cross docking indirecto es aquel en el que la mercancía cuando se recibe se fragmenta y re-etiqueta, se coloca en nuevas unidades logísticas que se transportan al muelle de salida para consolidar la carga en los vehículos de entrega.

Elegir entre un modelo de Cross docking u otro va a depender de factores como:

  •  Tipo de mercancía con la que se trabaje y su volumen y dimensiones.
  •  Cantidad de referencias o sku’s.
  •  Demanda del producto.
  •  Tiempo límite de entrega.
  •  Modelo de distribución que se utilice.

CTA - eBook - Claves gestión proyecto logístico

Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management

Suscríbete al blog de Retos en Supply Chain