El cuadro de mando integral, es un mecanismo de control que posibilita el establecimiento y la monitorización de los objetivos de la organización y de sus distintas áreas.

cuadro de mando

Créditos fotográficos: istock Sergey Nivens

Además, se puede definir como una herramienta que potencia a las empresas a definir sus objetivos y proyectos imprescindibles para llegar a ejecutar su estrategia, presentando de manera constante cuando la organización y los trabajadores logran los objetivos especificados en su plan estratégico.

La diferencia entre el cuadro de mando integral y otras herramientas de Business Intelligence, como pueden ser los sistemas de soporte a la decisión o los sistemas de información ejecutiva, radica en que estos últimos están más enfocados al rastreo de indicadores y el cuadro de mando se basa más profundamente en el análisis meticuloso de la información.

Además, es bastante habitual que el cuadro de mando integral esté gestionado por la dirección general de la empresa, mientras que otras herramientas de Business Intelligence van más encaminadas hacia la dirección departamental. El cuadro de mando integral, requiere que los altos directivos evalúen el entorno empresarial y la estrategia para desarrollar un modelo de negocio que plasme las interrelaciones entre los distintos actores de la organización. Una vez desarrollado este plan estratégico, la alta dirección lo utilizará como guía para escoger los indicadores del cuadro de mando integral.

 

Modelos de cuadro de mando

Existen dos modelos de cuadro de mando, a saber:

El Cuadro de Mando Operativo (CMO)
Es una aplicación para controlar el seguimiento de variantes operativas, es decir, aquellas que son inherentes a algunos de los departamentos de la organización. La temporalidad de los cuadro de mandos operativos puede ser a diario, de semana en semana o mensual y se concentra en variables que marcan procedimientos, por lo que su establecimiento y desarrollo es más sencillo y ágil. Un buen cuadro de mando operativo debería ir unido siempre a un sistema de soporte de decisiones para analizar exhaustivamente sobre los datos.

El Cuadro de Mando Integral (CMI)
Define la puesta en marcha de una estrategia empresarial desde un prisma de la dirección general, por lo que ésta debe estar al tanto de todas sus etapas. Se pueden encontrar distintos modelos de cuadro de mando integral, aunque los más comunes con los definidos por Kaplan & Norton. Estos autores categorizan en cuatro perspectivas al cuadro de mando integral.

  • La perspectiva financiera que integra la percepción de los accionistas y calcula la producción de valor para la organización. Valora la manera en la que generar valor para los accionistas y en definitiva para la empresa.
  • Perspectiva del cliente, escenifica la posición de la empresa en los mercados o segmentos en los que desea estar presente. Es decir, representa el posicionamiento en el mercado y de qué manera lo mantiene.
  • La perspectiva interna reúne aquellos factores de procedimientos internos que son decisivos a la hora de posicionarse en el mercado y de llevar una estrategia de manera exitosa.
  • Perspectiva de aprendizaje y crecimiento, se trata de variables que miden las mejoras y el desarrollo de los recursos para invertir en un proyecto u otro. Dan como resultado la cantidad de recursos materiales y humanos necesarios para establecer un modelo de negocio fructífero.

 

POST - TOFU - Cds y software [Duplicate]