La red de distribución, en el ámbito de la gestión de la cadena de suministros, hace referencia a los pasos que sigue un producto, desde que es recibido del proveedor hasta que se pone a disposición del cliente. La distribución juega un papel clave en la rentabilidad de una empresa, ya que tiene un impacto directo sobre el coste y la experiencia del consumidor.

Una buena planificación de la red de distribución es la vía más directa hacia la consecución de objetivos; pudiendo tratarse de metas relacionadas con el ahorro de costes o con aspectos relativos a la responsabilidad corporativa. En cualquier caso, es habitual que, incluso dentro del mismo sector, distintas empresas escojan un planteamiento de red de distribución diferente.

ID-100290607

Créditos fotográficos: “Growing Cargo Transportation” by hywards

 Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga, de forma gratuita, de nuestra guía sobre estrategia de marca blanca

TEXT - TOFU - Innovación CDS

Factores que influyen en el diseño de una red de distribución

A la hora de proceder a desarrollar el diseño de una red de distribución, es necesario atender a las siguientes variables:

  •  Disponibilidad de los productos: tiene que ver con la probabilidad de tener un producto en stock en el momento en que el cliente hace el pedido.
  •  Tiempo de respuesta: es el que transcurre desde que un cliente hace un pedido hasta que recibe los bienes solicitados.
  •  Variedad de los productos: hace referencia al número de artículos diferentes que un mismo cliente solicita de la red de distribución.
  •  Visibilidad del pedido: es la capacidad del cliente para monitorizar el estado de su envío, desde el mismo momento en que se confirma el pedido.
  •  Experiencia de cliente: está en relación con la facilidad con la que un cliente puede efectuar un pedido, hacer el seguimiento y recibirlo en las condiciones pactadas.
  •  Facultad de devolución: implica la posibilidad y condiciones en que un cliente puede devolver una mercancía con la que, por algún motivo, no ha quedado satisfecho.

En última instancia, los criterios de decisión que más peso han de tener en el diseño de una red de distribución son dos:

  •  La capacidad para satisfacer las necesidades del cliente.
  •  La inversión necesaria para lograrlo.

Elementos asociados al diseño de una red de distribución

La cadena de suministros enlaza muchos componentes que, aunque previamente pueden parecer inconexos, terminan guardando una importante relación. Todos ellos han de ser considerados cuando se trata de diseñar la red de distribución pero, en especial, los siguientes:

  •  Inventarios.
  •  Transporte.
  •  Infraestructura.
  •  Información.

Cada uno de estos procesos conlleva unos costes, que habrá que calcular para alanzar el punto óptimo, tanto si se trata del diseño de una nueva red de distribución, como si se tienen que efectuar cambios o actualizaciones en la existente.

No obstante, hay que tener en cuenta que, en ocasiones, resulta complicado alcanzar el equilibrio, sobre todo si se tiene en cuenta que, por ejemplo, para reducir el tiempo de respuesta al cliente, suele ser necesario el aumento de las instalaciones. En estos casos, habrá que evaluar si el aumento de los ingresos que se produce compensa el incremento en costes que se produce.

Post relacionados:

POST - TOFU - Innovación cadena de suministro