El eco de la crisis China en las operaciones de transporte marítimo

La desaceleración de la economía china, que los expertos encuadran en la tercera ola de la crisis financiera global iniciada en 2007, se debe principalmente al espectacular crecimiento que el país ha experimentado en los últimos años, fuertemente impulsado a costa del incremento del gasto y la deuda.

China ha dejado de crecer y las alarmas no han tardado en saltar en los principales epicentros de la economía mundial. No cabe duda de que el gigante asiático es un motor para la dinamización económica global y que su estado repercute directamente en los mercados internacionales, con una incidencia muy especial sobre el sector de la logística y el transporte.

Como ocurre cuando se experimenta una desaceleración económica en cualquier lugar, las operaciones comerciales decrecen y el sector del transporte ve reducido de un modo importante (a veces drástico, como bien sabemos) su volumen de negocio. Si a ello le añadimos la importancia de las operaciones internacionales de importación y exportación, que tienen como origen o destino el mercado chino, no cuesta advertir que los portes de larga distancia se verán especialmente resentidos con la actual crisis que atraviesa el país, sobre todo los que emplean el transporte marítimo como medio de transporte principal.

transporte marítimo

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos, la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre profesionales de la logística

PILL CTA - eBook - Carrera profesional: logística y cds

El transporte marítimo, en el ojo del huracán de la crisis en China

Un reciente informe elaborado por FitchRatings, consultora especializada en operaciones de logística y transporte a escala internacional, advierte de los efectos negativos que ya a corto plazo puede tener la actual crisis económica y financiera en China sobre el sector del transporte marítimo de mercancías.

Este mismo informe destaca que, si bien el transporte de materias como el petróleo resistirán mejor los envites de la crisis, las mercancías portadas en contenedores serán las más perjudicadas por la disminución que se prevé del volumen de comercio, especialmente de la demanda de mercancías como grano y materias primas en el país asiático.

Aunque la consultora afirma que las consecuencias de la desaceleración económica en China tendrán efectos a escala mundial, es sencillo prever que los grandes perjudicados serán, principalmente, el mercado ruso y las compañías de transporte transatlántico de mercancías.

En lo que concierne a Rusia, los motivos son fácilmente comprensibles: la crisis del petróleo que desde hace ya algún tiempo aqueja a este mercado de futuros, con una incidencia especial en países productores de crudo como Rusia, se veía mitigada por el importante volumen comercial mantenido entre este país y el gigante asiático. Ahora, el que había sido un gran sostén y refugio para la economía rusa en los últimos meses, deja de ser un aliado para convertirse en una fuente de riesgos y temores (en este caso, absolutamente fundamentados).

En segundo lugar, las grandes compañías de transporte marítimo habían apostado, recientemente, por ampliar sus flotas con buques de mayor capacidad para reducir costes y afrontar más adecuadamente la creciente demanda procedente, de un modo destacado, del mercado chino. Ahora, las expectativas de crecimiento y las posibilidades de recuperar la inversión se ven seriamente comprometidas.

No cabe duda de que el actual escenario, marcado por una inseguridad creciente y en el que proliferan especulaciones y rumores de todo tipo, tampoco beneficia en absoluto a los pequeños cargadores, muchos de los cuales ya prevén un próximo cese de sus actividades si la situación no mejora en el corto plazo.

 

Post relacionados:

CTA - eBook - Benchmarking Supply Chain

Publicado en Noticias Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management