Estar en la cumbre de la adaptación tecnológica en una empresa y tener empleados que sepan cómo abordarla son dos cosas distintas. El gap entre tecnología y talento puede verse seriamente distanciado. La escasez de talento analítico y de habilidades para trabajar con enfoque la inteligencia artificial es una de las conclusiones que se pueden extraer del estudio de Accenture Technology Vision 2017, para el que se entrevistaron a 102 ejecutivos de compañías de automoción y a 562 de compañías industriales de todo el mundo.

gap entre tecnología y talento

Créditos fotográficos: isctock CarlosAndreSantos

TEXT - TOFU - Profesionales más buscados

 

El gap entre tecnología y talento existente en las empresas

La escasez de talento en la Suppy Chain se traduce en que, para el año 2020 se prevé falta de perfiles adecuados para diferentes posiciones dentro de la cadena de suministro. Podemos reconocer que el gap entre tecnología y talento ocurre especialmente para las empresas del sector industrial.

Según este estudio, el 60% de los equipos industriales reconocieron que no están invirtiendo en tecnologías digitales como parte de la estrategia de su negocio, a pesar de que es evidente que supone una fórmula idónea para encaminarse al éxito. El mayor reto percibido es la integración o compatibilidad entre la inteligencia artificial y la actual infraestructura de IT. En este sentido, los ejecutivos de estas empresas presentan también cierta preocupación porque los usuarios confían más en la interacción humana, aunque también ven la falta de experiencia como una barrera para incorporar la inteligencia artificial en su negocio.

Es un hecho más que constatado que la inteligencia artificial está simplificando y haciendo más inteligentes las interfaces, por lo que se ha convertido en una competencia básica que exige una inversión y una estrategia a nivel ejecutivo. Todo en las empresas indica que se tiende a estar digitalizado, destinando más recursos a la innovación y aprovechando las ventajas del uso eficiente de las tecnologías. Sin embargo, una cosa no tiene por qué llevar a la otra.

La constante actualización de interfaces de softwares y sistemas informáticos puede separar aún más la brecha entre tecnología y talento, ya que no sólo hay que estar al tanto de esas actualizaciones, sino también saber interpretar y analizar los datos y facilidades que nos aportan.

El 40% de las compañías de moda no cuenta con el talento adecuado para abordar la transformación digital”

En lo que respecta al sector de la moda, es interesante destacar lo que aporta el informe elaborado por el Instituto de Empresa de Madrid (IE), “Transformación digital del sector de moda de lujo accesible en España”. De él se desprende que el 46% de las empresas de moda no ha iniciado su proceso de transformación digital y el 40% de las compañías no cuenta con el talento adecuado para abordarlo. La creación de nuevos modelos de trabajo colaborativo para la gestión del talento y la omnicanalidad es, para ello, de vital importancia para converger en nuevos modelos de negocio que tengan como base la evolución del retail o la monetización del big data.

 

Cómo abordar el talento humano

Identificar a los empleados de quienes las empresas puedan beneficiarse de su talento para invertir en proyectos innovadores y productivos, es lo que más llama la atención por el momento. Hay distintas formas de sacar provecho de esto. Una de las vías para esta gestión del talento es trabajarlo a nivel interno para retener a estos profesionales en la organización.

Aunque hay que apostar por la diversidad multidisciplinar en los equipos de trabajo, es importante tener en cuenta que, para conseguir productividad del talento, es necesario que se ubique a las personas donde tienen posibilidades de obtener resultados. Es decir, no situar a esas personas en áreas en las que sus habilidades y conocimientos no tienen éxito, aunque se desempeñen bien.

Gracias al adecuado uso de las tecnologías, si se dispone de información compartida al alcance de quienes la necesiten para tomar decisiones, se optimizará el trabajo. Para ello, la organización y la motivación en las personas son claves para lograr grandes resultados. Es decir, para concebir una gestión del talento se debe tener muy en cuenta la comunicación y colaboración entre personas, ya sean clientes, proveedores o accionistas. Del mismo modo, la parte emocional y humana de la motivación es también importante para gestionar la productividad.

 

POST - TOFU - Profesionales más buscados