El papel del geolocalizador en la cadena de suministro

Con el objetivo final de maximizar la satisfacción y la experiencia positiva del cliente en un entorno cada vez más digital, es de vital importancia contar con un buen geolocalizador en la cadena de suministro, para identificar y gestionar en qué momento se encuentra cada actividad y proceso logístico que integra la empresa. De esta forma, las empresas podrán anticiparse a los inconvenientes que puedan surgir y adoptar mejores decisiones en el sector del negocio de cara a obtener una mayor rentabilidad.

geolocalizador

Créditos fotográficos: istock cybrain

Mediante la presencia de un geolocalizador en la cadena de suministro, se establecen nuevos canales de distribución, se facilitan las ventas, se les da un mayor seguimiento a los pedidos, a la vez que hay mayor liquidez, los costos se reducen y la producción y distribución incrementan su eficiencia.

 

CTA - BOFU Master Supply Chain - TEXT

 

La importancia de contar con un buen sistema geolocalizador

La geolocalización, por tanto, se convierte en un elemento de primera magnitud en la actualidad con el incesante uso de smartphones, en los que se integran GPS y altos niveles de tecnología satélite. Esta nueva forma de utilizar la información ha transmutado el modo de consumición del cliente y la propia vida de los empleados en las organizaciones.

Por ejemplo, cuando el cliente comienza su proceso de compra, sus expectativas, necesidades e inquietudes son cada vez más exigentes a cualquier nivel operativo. Esta postura de exigencia y comodidad, llevada a la instantaneidad del actual uso de los medios sociales, nos traslada a la creciente necesidad de querer saber en tiempo real que está sucediendo y dónde, en relación a lo que nos interesa. Este hábito se aplica cada vez con mayor importancia en las operaciones que se llevan a cabo en la cadena de suministro para poder localizar, desde todas las partes interesadas, cada procedimiento logístico, desde la fabricación del producto hasta su entrega. La geolocalización utilizada con las adecuadas tecnologías y herramientas de inteligencia de negocio cumple con estas necesidades. Una ventaja que es, a menudo, aprovechada por las empresas para poder ofrecer nuevos productos o servicios con mayores garantías.

Desde otra perspectiva, los encargados de la cadena de suministro y distribución podrán estar al tanto del estado del inventario, del empaquetado, de los pedidos y envíos. Además, tendrán acceso a información sobre los conductores, recibirán informes de incidentes y contarán con información sobre los códigos de barras.

 

Lograr una óptima geolocalización con Business Intelligence

Para optimizar la gestión logística de tu Supply Chain hace falta un sistema de software capaz de analizar datos internos y externos de los procedimientos que abarque nuestro negocio en la cadena de suministro, como la información procedente de los proveedores y clientes. De esta manera, no solo lograremos mayor satisfacción al cliente, sino que también podremos adelantarnos a los acontecimientos que afecten a nuestro entorno de negocio.

Para una buena implementación de las herramientas de tratamiento de datos precisamos de un Sistema de Business Intelligence (BI). Esto es, el conjunto de metodologías, aplicaciones y tecnologías que transforma los datos en la información que le ayudará a monitorizar su negocio y controlar los parámetros o KPI’s que decida. ¿Por qué integrar el Business Intelligence en la cadena de suministro? Porque de este modo, la información estratégica en tiempo real que obtenga como resultado le facilitará la toma de decisiones para adelantarse al futuro retorno de inversión.

El Business Intelligence actúa en diferentes áreas: de ventas, financiera, las compras o incluso el análisis de la producción. Por tanto, a través de tableros de control de alto impacto y aplicaciones BI, ahorrará en costes y en la carga de trabajo y aumentará la capacidad de respuesta y el rendimiento eficaz.

Por tanto, el modelo de localización aplicado a la inteligencia de negocio se basa en el intercambio de información entre las partes interesadas: consumidores, fabricantes, proveedores de procesos logísticos y minoristas.

En este contexto, tanto en escenarios online como offline, el geolocalizador, los dispositivos móviles y la integración de canales se ponen al servicio del área de la logística de la mano de la tecnología avanzada que faciliten la gestión del negocio.

 

CTA - eBook - Business intelligence

 

Publicado en Supply Chain y Business Intelligence Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management