Aunque pueda parecer una pérdida de tiempo y dinero, invertir esfuerzos en planificar un diseño de operaciones logísticas es muy eficaz para el buen funcionamiento de la Supply Chain. Tanto si ello nos indica que debemos corregir algunos procesos logísticos, como si nos revela que el camino que estamos siguiendo en la actualidad es el correcto, el diseño de operaciones es un pasaporte seguro para garantizar rentabilidad, competitividad y optimización de la empresa o cadena de empresas.

diseño de operaciones

Créditos fotográficos: istock shironosov

En términos de logística, es difícil mantenerse al día y superar a la competencia a bajo coste y con rapidez de respuesta. Por tanto, no estar a la altura de las exigencias del cliente o fallar en uno de los objetivos de la empresa, es un gran fallo que nos puede costar mucho. Para evitarlo, una solución es el correcto diseño de operaciones, un procedimiento imprescindible para construir eficazmente la compleja operación logística que debemos seguir frente a la creciente necesidad de adaptarnos a los cambios.

 

TEXT - TOFU - Estrategia de Operaciones

 

¿En qué consiste el diseño de operaciones?

El diseño de operaciones es un análisis de alto nivel para delimitar la optimización de los procesos o actividades que se ejecutan en nuestra Supply Chain. En pocas líneas, podemos decir que el diseño de operaciones, más que un equipo que domine la realización de procesos logísticos, el manejo y control de los materiales y maquinaria, necesita integrar sistemas de TI y el diseño de nuevos programas y tareas para una solución holística más eficaz.

Es decir, consiste en un proyecto de rediseñar los procesos en la cadena de suministro para hacer frente a las barreras y desafíos con los que nos podemos encontrar con el objetivo final de impulsar el nivel de eficiencia deseado.

 

¿Qué debo tener en cuenta para el diseño de operaciones?

Para el diseño de operaciones logísticas de una Supply Chain se debe analizar previamente los siguientes requisitos:

  • Supervisar y redefinir el plan de negocio: Se trata de un proceso de reflexión en el que hay que tener en cuenta las exigencias y necesidades del cliente o comprador para evaluar cada uno de los procesos que sigue nuestra línea de negocio. Al fin y al cabo, la finalidad es cumplir con nuestros objetivos a corto y largo plazo. Para ello, hay que comprobar que obedecemos a una coherencia entre nuestra posición de partida, el camino que seguimos y el resultado que se espera respecto a la posición en el mercado. Un procedimiento en el que debemos aprovechar para modificar cualquier cosa que se considere que gasta recursos, tiempo y atenciones sin un fin suficientemente justificado.
  • Considerar la due diligence que se producirá: La due diligence es el proceso por el que el comprador potencial realiza una previa investigación o revisión de una empresa o persona antes de llegar a una adquisición o acuerdo comercial con el propósito de delimitar el contenido, alcance y finalidad de la operación corporativa. Por ejemplo, analizar la situación jurídica del perfil de la empresa: capacidades, flujos, procesos, resolución de conflictos… Es una cuestión importante de considerar para evaluar la calidad de la relación comercial que vamos a establecer y que nos permite continuar con nuestro procedimiento logístico.
  • Tener en cuenta la oferta: Analizar nuestra actual situación, ya que diseñar una estrategia de operaciones logísticas conlleva especificar objetivos tanto de los procesos,- tal y como se ha indicado en el apartado del plan de negocio-, como de los productos o servicios. ¿Qué queremos ofrecer, a quién se lo ofrecemos y cuáles son nuestras posibilidades para estrechar la relación calidad-precio del producto o servicio en cuestión?
  • Con todo lo expuesto, debemos hacer hincapié en cuatro pasos esenciales que debemos seguir para nuestro diseño de operaciones logísticas:
    • Minimizar los tiempos de producción para ofrecer un servicio lo más flexible posible a la demanda.
    • Garantizar criterios de control de las actividades realizadas en cada procedimiento (compra, producción, almacén, distribución…).
    • Equilibrar las capacidades de todos los recursos con el fin de controlar las limitaciones de los procesos productivos.
    • Estudio continuo del proceso de operaciones para localizar aquellas actividades o aspectos que, o bien, pueden ser realizadas de otra forma para minimizar costes, o bien no añaden valor al cliente.

 

POST - TOFU - Estrategia de operaciones