Empresas navieras: un potente aliado para permanecer a flote

La selección de las empresas navieras no es la decisión más importante que hay que tomar al enviar bienes al extranjero por vía marítima. Además de elegir al operador adecuado, es preciso ser consciente de las normas y mejores prácticas relativas al embalaje, etiquetado, documentación y regulaciones de seguros.

empresas navieras

Créditos fotográficos: istock Weerasaksaeku

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre la cadena de suministro global

PILL CTA - eBook - Radiografía cds global

 

Entre las recomendaciones más importantes a tener en cuenta, en las que coinciden todas las empresas navieras al aconsejar a sus clientes, se encuentran las siguientes:

  • Asegurarse de que la mercancía está correctamente embalada, para que llegue en buenas condiciones a su destino y se minimice el deterioro.
  • Evitar confusiones y riesgo de pérdida de bienes llevando a cabo un adecuado etiquetado de los productos.
  • Documentar la carga debidamente para cumplir los requisitos de los países por los que atraviesa en su tránsito.
  • Asegurar la mercancía contra daños, pérdida, robo y retrasos.

En la actualidad, existen empresas navieras que se ocupan de facilitar algunos de estos servicios a sus usuarios, involucrándose en la preparación de la carga cuando así se acuerda en virtud del contrato entre las partes.

 

Empresas navieras y requisitos de embalaje

Los envíos que traspasan fronteras deben atender a los requisitos de embalaje de productos que impone la normativa internacional. A este respecto, las empresas navieras suelen recomendar que se tenga en cuenta la prevención de cuatro problemas potenciales:

  • Roturas.
  • Humedad.
  • Robo.
  • Exceso de peso.

Para evitar cualquier de las incidencias relacionadas con los riesgos arriba mencionados, hay que asegurarse de que las mercancías se preparan de acuerdo a las siguientes pautas:

  • Almacenamiento en contenedores fuertes y debidamente sellados. Es preferible, además, que se procure ocuparlos a su máxima capacidad, ya que al transportarse llenos, la mercancía sufre menos deterioros que si queda espacio libre, ya que en este caso podrían ocasionarse desplazamientos internos de la carga.
  • Distribución uniforme del peso dentro del contenedor.
  • Paletización de la mercancía, para facilitar su carga y descarga al contenedor.
  • Selección de embalajes resistentes a la humedad. Éste es uno de los requisitos en los que más insisten las empresas navieras generalmente.
  • Etiquetar e identificar correctamente los bultos, evitando escribir el contenido, para evitar robos.
  • Ayudarse de correas, sellos y retractilado para salvaguardar los bienes.
  • Observar los requisitos específicos de embalaje para materiales peligrosos.
  • Verificar el cumplimiento de la documentación y exigencias aplicables al embalaje de madera, en especial en cuanto a su tratamiento químico.

Los consejos de las empresas navieras en cuanto a las condiciones de embalaje son extremadamente valiosos ya que, al fin y al cabo, estos agentes de carga internacional están familiarizados con las reglas y regulaciones de importación de países extranjeros, la legislación local aplicable, los métodos de envío y los documentos relacionados con el comercio exterior; por lo que su aportación puede ahorrar importantes costes a las empresas que contratan sus servicios. La contribución de las empresas navieras al comercio exterior y la gestión logística, en la práctica, va mucho más allá del simple traslado de mercancías.

 

Post relacionados:

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con:
  • Ernesto

    Quien transporta residuos peligrosos?

CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management

Suscríbete al blog de Retos en Supply Chain