¿Quieres conocer mejor tu supply chain? ¿Podrías hacer una lectura aproximada de los sentimientos de tus clientes en base a datos? ¿Te parece la Escala Likert un buen método para lograrlo? Estés totalmente de acuerdo, de acuerdo, indiferente, en desacuerdo o en total desacuerdo con esta idea, si tienes curiosidad por conocer lo que te puede aportar y cómo esta forma de medición podría ayudarte a mejorar tu gestión, sigue leyendo…

escala Likert

Créditos fotográficos: AndreyPopov

A qué tipo de mediciones de puede aplicar la Escala Likert en supply chain

La aplicación de la Escala Likert en la cadena de suministro puede arrojar luz sobre áreas donde reina la confusión, no se alcanza el acuerdo o son de importancia crítica para el futuro de la organización. A la vista de los resultados se podrán tomar decisiones que impulsen acciones encaminadas a transformar el rumbo de supply chain o a reforzar los puntos fuertes y ventajas que se han conocido de esta forma.

Los responsables de la cadena de suministro, pueden emplear la Escala Likert para:

  • Conocer la idoneidad de la nueva estrategia.
  • Averiguar la satisfacción con la nueva herramienta tecnológica implementada.
  • Comprobar la lealtad potencial del cliente a través de la medida de su satisfacción con la empresa /el producto.
  • Determinar si un proveedor encaja en los parámetros establecidos para poder continuar con la relación.

 

Cómo usar la Escala Likert en la cadena de suministro

Al igual que en cualquier otro entorno, para la adecuada utilización de esta herramienta de medición en el ámbito de supply chain, hace falta tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Relevancia. Formular preguntas útiles, que permitan obtener una medición global del sentimiento en torno a un tema, una opinión o una experiencia en particular y también recopilar datos específicos sobre factores que contribuyen a ese sentimiento.
  2. Relación. Hace falta asegurarse de que existe algún tipo de relación entre los diferentes elementos entre los que se puede optar para la respuesta. Es, por ello, importante que las opciones se presenten en forma de escala de 3, 5 ó 7 puntos, las más comunes.
  3. Coherencia. No es recomendable mezclar distintas clases de escalas dentro de las encuestas. Si se opta por la escala de 3, continuar con ella. Si esta alternativa no permitirá ilustrar los resultados, ampliar a 5 ó a 7. Esto reducirá la confusión potencial, aumentando la simplicidad en la interpretación de las respuestas, al permitir comparaciones precisas dentro y entre los diversos conjuntos de datos.

Al interpretar los resultados que obtienes tras las encuestas en base a la Escala Likert, debes tener la precaución de saber que se puede realizar elecciones muy diferentes y terminar obteniendo el mismo valor final; que comprobarás que muy pocas personas escogen las opciones más radicales (evitando las primeras y las últimas propuestas) y que, si, al final, te encuentras con excesivas respuestas neutras, algo más frecuente de lo que pudiera parecer, podrías tener que plantearte el emplear un método alternativo  a la Escala Likert que te permita averiguar un poco más sobre ese tema que deseabas esclarecer.

 

POST - TOFU - Agility SC