Finalidad de las normas ISO: ¿para qué sirven?

Tal y como recoge la RAE en su primera acepción, una norma es una regla que se debe seguir o a que se deben ajustar las conductas, tareas, actividades, etcétera. Una norma, por lo tanto, es una fórmula que posee un valor de regla y que  tiene como fin definir las características que deben tener los productos, siendo compatibles entre sí para poder utilizarse a nivel internacional.

Las normas ISO tienen valor indicativo y de guía. Actualmente, su uso es cada vez mayor y hay un gran interés en seguir las normas existentes porque desde el punto de vista económico reduce costes, tiempo y trabajo. Es muy importante matizar que las normas de la ISO son voluntarias, no son leyes, aunque en algunos casos, la ley puede llegar a exigir que se implante alguna norma ISO en algún sector concreto.

Recuerda que en el Máster en Supply Chain Management de EAE Business School se cubren todos los temas transversales que afectan la supply chain, incluyendo la calidad pero también otros como la gestión Medioambiental, la prevención de Riesgos Laborales o la e-Logística.

Finalidad de las normas ISO®para quÇ sirven

Pero hay que concretar mucho más para entender la importancia de las normas ISO y conocer sus prioridades y su finalidad, es decir, ¿para qué se crearon?  Lo más importante es saber que las normas ISO se crearon para ofrecer  una orientación, coordinación, simplificación y unificación y, así, conseguir reducir costes y aumentar la efectividad, así como estandarizar las normas de productos y servicios para las organizaciones internacionales; es decir, las normas que se implanten en cada uno de los países deberán homogeneizarse para que los productos puedan compararse entre sí. Lo que se pretende conseguir es que las normas ISO sean un elemento único en cuanto a la importancia que tienen las relaciones de confianza entre los clientes y los proveedores.

Entre los múltiples beneficiados con las certificaciones se encuentran los gobiernos, las industrias y los consumidores. Veamos por qué:

  • Para los gobiernos, la certificación asegura que los bienes y servicios cumplen requisitos obligatorios relacionados con la salud, la seguridad, el medio ambiente, etcétera. También sirve como medio de control en el comercio exterior entre los países.
  • Igualmente es una herramienta para la evaluación de proveedores en procesos contractuales y para verificar que el bien adjudicado en un proceso licitatorio cumple los requisitos establecidos en los pliegos de condiciones.
  • Para el sector industrial, la certificación le permite demostrar el cumplimiento de los requisitos establecidos en los acuerdos contractuales o que hacen parte de obligaciones legales, mientras que para el consumidor la certificación le permite identificar productos o servicios que cumplen con los requisitos, o proveedores confiables.

Llegados a este punto, es evidente que podemos afirmar que cualquier certificado que acredite que en nuestra empresa está implantada alguna ISO nos abrirá la puerta a otros mercados, tanto nacionales como internacionales. Aunque las normas ISO no se caracterizan por ser obligatorias, sí que pueden darle un valor añadido a nuestra empresa.

Post relacionados:

EOP - CTA BOFU Blended POST

 

Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con: