Gestión del cambio: la transición hacia una nueva realidad

Los tiempos cambian, y para adaptarse a ellos las empresas tienen que realizar cambios en su organización si no quieren quedarse atrás.

gestión del cambio

Créditos fotográficos: istock annatodica

Desde hace unos años atrás, son muchas las organizaciones que han adoptado esta filosofía de cambio, hecho que ha permitido que el término gestión del cambio se ponga realmente de moda.

 

¿Qué se entiende por gestión del cambio?

Pese a que muchas empresas ya implementan la gestión del cambio, todavía son muchos los interrogantes que surgen alrededor de esta técnica. Se entiende por gestión del cambio al conjunto de herramientas, técnicas y procesos que permiten a una empresa hacer la transición para adaptarse a una nueva realidad, bien del mercado, que demandan los clientes o bien por procesos internos. Para que ello suceda, la gestión del cambio aboga porque las personas que se vean involucradas en esos cambios formen parte activa de ellos involucrándose y obteniendo las capacidades necesarias para poder trabajar de manera eficaz en la nueva realidad.

Para conseguirlo se necesita desarrollar las habilidades de todas las partes implicadas, tanto en lo que se refiere a competencias como a habilidades emocionales, para que tanto profesionalmente como personalmente puedan gestionar de manera eficaz los cambios.

En el campo de la logística los cambios a los cuales se tienen que enfrentar las empresas son muchos y muy variados. Sin ir más lejos, la informatización de los pedidos o el e-commerce ha hecho que las empresas hayan tenido que enfrentar una transformación integral para poder entrar a formar parte de los nuevos tipos de pedidos que se hacían en la actualidad.

 

¿Cómo llevar a cabo la gestión del cambio?

Para conseguir una gestión del cambio efectiva, ésta tiene que ser planificada con anterioridad y contar con un plan de ejecución puesto en marcha por profesionales expertos en ello.

Para realizarla de manera correcta, la gestión del cambio ésta debe pasar por diversas fases:

  • Liderar el cambio. La primera etapa es disponer de un líder o equipo de líderes que sean los encargados de proponer y gestionar el cambio. Esta o estas personas deben estar siempre visibles y, sobre todo, contar con la autoridad suficiente para proponer los cambios.
  • Convencer de que el cambio es necesario. Una vez que el líder ve que el cambio es necesario debe convencer al resto de la organización de que éste se realice ya que, tal y como se ha comentado, la organización debe estar implicada desde el inicio del proceso. Para ello tiene que dar razones de su necesidad con datos objetivos y estudios que así lo corroboran. Con lo que a esta fase le acompañará una de investigación de mercado y de cómo está situada la empresa frente a los cambios que se deben acometer.
  • Planificación de las acciones a realizar. Se tiene que completar un plan con la visión y objetivos de futuro, los cambios que se tienen que realizar y cómo se procederá a la implementación de dichos cambios. Una vez el plan esté concluido se deberá contar con el compromiso de toda la organización para que los cambios lleguen a cada uno de los puestos.
  • Monitorización y comprobación. Una vez aplicados los cambios, la gestión del cambio no acaba. Para que ésta sea completa hay que comprobar que los efectos son los deseados y asegurar que éstos, se mantienen a lo largo del tiempo dotando al equipo los recursos.

 

Post relacionados:

 

EOP - CTA BOFU Blended POST

Publicado en Project Management en Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management