Globalización: ventajas y desventajas para el sector logístico

Sociedad universal. Es el término que trae nuevos retos y desafíos a las empresas. La sociedad actual es un conglomerado global en el que los movimientos de mercado en una parte del mundo pueden generar consecuencias en sus antípodas.

globalización ventajas y desventajas

Créditos fotográficos: istock stnazkul

La globalización económica es el resultado evidente del progreso tecnológico y se ha producido especialmente a través del comercio y los flujos financieros. Internet y las comunicaciones pueden considerarse como el elemento vital para la globalización. Pero si hay un sector que ha contribuido definitivamente a convertir el planeta en un tablero de ajedrez donde los productos se pueden fabricar a miles de kilómetros de su destino final, ese es el de la logística.

Pero esta globalización también ha creado una serie de ventajas e inconvenientes en los propios operadores logísticos. Saber adaptarse a los cambios y a los efectos de la globalización económica puede suponer el crecimiento o el declive de una empresa. La mayor parte de los efectos son ambiguos, es decir, beneficiosos por una parte, pero perjudiciales por otra.

 

Ventajas de la globalización en logística

  • Incrementa la competitividad. Los esfuerzos de las empresas van encaminados a ser mejores que la competencia. Y mejores significa ser más eficaces en tiempo y forma, esto es, hacer llegar el producto en excelentes condiciones en el menor tiempo posible.
  • Mejora en la gestión con una visión global de la empresa. Abarcar tanto espacio implica que todos los procesos empresariales deben ser uno solo, todas las áreas se intercomunican e interactúan. El sistema comienza en los proveedores de los proveedores y se acaba en los clientes de los clientes.
  • Reducción de costes. Poder elegir una sede y locales en cualquier parte del mundo ayuda a reducir costes. Cada país tiene unas condiciones laborales, que pueden hacer crecer o aumentar, por ejemplo, el precio de la mano de obra. Eso sí, debe combinarse con los precios del transporte.
  • Especialización y localización. Cada planta se especializa en un determinado punto del proceso y eso hace que pueda trabajar en su mejora, sabiendo las necesidades del resto de agentes del proceso logístico. Poder distribuir el sistema logístico entre diferentes puntos geográficos o concentrarlos en el mismo revierte en la reducción de costes a la que anteriormente se hacía referencia.
  • Mayor profesionalización y modernización. La globalización exige a las empresas que apliquen políticas de best practice, así como KPI o indicador de rendimiento. También demanda sistemas informatizados modernizados.
  • Ampliación de mercados. La globalización permite a las empresas acceder a productos y mercados que antes eran inalcanzables y así aumentar sus potenciales clientes.

 

Desventajas de la globalización en logística

  • Riesgos operacionales amplios. Globalizar la producción implica trabajar en distintos lugares, ello conlleva riesgos económicos y políticos. La calidad, seguridad y regulación de cada sitio, así como los riesgos de las distintas legislaciones pueden suponer una barrera para el trabajo logístico. Así, la empresa depende de factores externos, que deberá saber calcular.
  • Riesgo de sufrir el “efecto látigo”. Conocido como “bullwhip effect”, el aumento de demanda de un producto puede producir desajustes entre su demanda real y la percepción que de ella acaban teniendo los actores de la cadena de suministros en logística. Si la gran cantidad de información que genera el mundo globalizado no se descifra de manera óptima genera un serio problema, por ejemplo, de acumulación de stocks.
  • Cero margen de error. Con la internacionalización del comercio, las empresas de logística no pueden permitirse el más mínimo fallo. El retraso en la entrega de un producto, ya sea del proveedor a la empresa o de la empresa al cliente, es una mancha que ningún operador logístico quiere tener.
  • Riesgos de coordinación. Si se opera en distintos países hay que lidiar con problemas de idioma, diferencias en las condiciones laborales y hasta en las normas culturales.
  • La distancia. Puede ser un problema ya que el coste de transporte de unidad por producto se eleva y el de almacenamiento del distribuidor disminuye. Exige la búsqueda de un equilibrio para que tanto proveedor como empresa estén dispuestos a soportar.
  • Inventarios reducidos. Querer ser eficientes hace que haya que operar con inventarios reducidos, por lo que es un reto para multiplicar calidad y confiabilidad del proceso logístico.

 

Post relacionados:

EOP - CTA BOFU Blended POST

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con: