Infraestructura y diseño en la cadena de suministro

El diseño de las plantas de fabricación y los almacenes requiere de una visión que vaya más allá de los aspectos estrictamente técnicos. Turbinas, tanques, depósitos, transportadores y clasificadores son partes sustanciales de los espacios, deben tenerse en cuenta en el diseño de la infraestructura y, sin embargo, existen aspectos que pueden resultar más relevantes en términos de eficiencia.

Créditos fotográficos: Rawpixel

Mediciones, colocación de equipos y maquinaria, distribución de la fuerza de trabajo… llegados a este punto puede ser tarde para recuperar los metros cuadrados o cúbicos que se han perdido por el camino por falta de visión, de experiencia o de habilidades. ¿Sabes cómo evitar este error en tu organización?

 

TEXT - TOFU - Dynamic Supply Chain

 

Las claves de una arquitectura eficiente en supply chain

Resulta bastante habitual que los procesos de abastecimiento y de fabricación no sean siquiera concebidos en función de un plan específico, sino que surjan como producto de la inercia. Se trata de una realidad incoherente y nada racional, que minimiza las oportunidades de la logística al constreñir su rendimiento.

Las empresas hablan de la necesidad de ser lean, ágiles y proactivas, aunque, en la mayoría de los casos, no lo son. La brecha comienza con la falta de diseño, puesto que proceden de sistemas y espacios heredados que tratan de mantener unos niveles de eficiencia en la ejecución, estándares que solamente son aceptables para poder ajustarse a los costes estimados.

Pero hoy día, la cadena de suministro dinámica no gira en torno a los costes, sino que lo hace alrededor de la generación de valor, y de esa opción se están privando quienes no evalúan sus procesos y cambian los que no aportan el rendimiento adecuado. Es necesario afrontar la arquitectura de la cadena y sus componentes desde un enfoque holístico que dote al sistema del equilibrio que requiere para:

  • Ganar en equilibrio e impulsar la sincronización.
  • Ampliar el margen de respuesta y minimizar el inventario.
  • Mejorar la agilidad de la cadena de suministro.
  • Permitir una mayor alineación entre operaciones y finanzas.

¿Cómo lograrlo?

Desde la web SupplyChainShaman, Lora Cecere ofrece algunas recomendaciones al respecto:

  1. Poner el foco en los flujos físicos de la cadena de suministro.
  2. Racionalizar las rutas de transporte y distribución, en especial, en el tramo que va del centro de distribución al consumidor.
  3. Construir redes de colaboración efectivas con los socios de supply chain y emplear las nuevas tecnologías para ello.
  4. Realizar evaluaciones periódicas que permitan ajustar los flujos de información, inventario y activos financieros a las necesidades de cada momento.
  5. Poner el foco en el potencial generador de valor de supply chain y buscar la forma de impulsar la eficiencia y agilidad de sus componentes.

Con la visión adecuada, las decisiones correctas impulsan cambios que llevan a la cadena de suministro a mejorar. En ocasiones, es posible empezar de cero, otras hay que adaptar y adaptarse a un escenario que se ha mantenido igual desde épocas anteriores. La clave está en tratar siempre de buscar esa perspectiva holística y no perder de vista los flujos.

 

POST - TOFU - Dynamic Supply Chain

 

Publicado en Noticias