Instalaciones logísticas: cómo diseñar el layout de un almacén

Entre el conjunto de las instalaciones necesarias para llevar a cabo cualquier proyecto logístico, el almacén ocupa un lugar central. Y si atendemos los procesos y las actividades relacionadas con este espacio fundamental, las tareas de administración y gestión de almacén cobran una importancia más que relevante: vital.

No es, por tanto, de ningún modo menor la consideración del espacio en el que se debe ubicar un almacén, como tampoco lo son la distribución del mismo, los sistemas de gestión (registros de entrada y salida, rotaciones…) que se adopten y las medidas que se tomen para facilitar la preparación y la expedición de pedidos, la recepción de mercancías, y la carga y descarga de vehículos de transporte, entre otros detalles clave. Por todo ello, el diseño o layout de un almacén es una tarea que debe realizarse prestando suma atención a los procesos que se lleven a cabo en este espacio, al equipo humano y técnico que realice su labor en él y al resto de consideraciones que se deban tener en cuenta para optimizar las actividades que se desempeñen en el mismo.

layout de un almacen

Si estas interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre estrategia de marca blanca

PILL CTA - eBook - Innovación cds

Cómo diseñar el layout de un almacén

Antes de empezar, deberemos considerar separadamente el continente, es decir, las instalaciones, el espacio con el que se contará para disponer en él el almacén, y el contenido del mismo, es decir, todo aquello que se incorporará al espacio para optimizar las operaciones que les son propias.

Una vez dispuesto el espacio, que preferiblemente será de una sola planta y con las mínimas barreras arquitectónicas posibles, se procederá al diseño de la disposición de los distintos elementos que conformarán su contenido, eso es, el layout de un almacén, un esquema que muestre de un modo simple y detallado las zonas destinadas a cada actividad, la disposición de las mercancías almacenadas según su naturaleza, fin, etc., así como los accesos de entrada y salida del mismo, y los espacios de tránsito seguro a través de los cuales se pueda circular sin entorpecer el resto de tareas que se estén llevando a cabo y, evidentemente, sin poner en riesgo la integridad física de las personas y los componentes materiales (transportes, cargas, etc.) que transiten por ellos.

Lo que a grandes rasgos debe tener en cuenta todo diseño de un layout de almacén, se puede resumir del siguiente modo:

  • Elementos y procesos que garanticen un correcto flujo de los materiales almacenados.
  • Modos de minimizar costes de almacenamiento (optimización de recursos energéticos, aprovechamiento del espacio para realizar múltiples tareas empleando el mínimo tiempo posible, etc.).
  • Garantizar un óptimo servicio al cliente (agilización de procesos de expedición, facilitar una adecuada rotación de mercancías disponiendo los elementos pertinentes adecuadamente en el espacio disponible…).
  • Minimizar riesgos laborales (medidas de seguridad, distribución del espacio según estas consideraciones, etc.).

Entre otras medidas, puede ser de gran utilidad considerar atentamente las siguientes en la cofección del layout del almacén:

  • Las mercancías con mayor rotación (perecederos, con más demanda…) se deben disponer cerca de los accesos principales, próximas a las cadenas de producción (en el caso de materias primas) o a los puertos de expedición y carga (para los productos manufacturados). Esto permite reducir costes de transporte y tiempo.
  • La mercancía pesada debe situarse en las partes bajas y los pisos inferiores, para reducir los riesgos derivados de su acceso, manipulación y transporte.
  • Se deben aislar las materias peligrosas o la mercancía más crítica y sensible, evitando que cualquier percance afecte al resto del almacén.

Post relacionados:

CTA - eBook - Innovación cadena de suministro

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management