En el mercado global actual, las organizaciones ya no operan en base a cadenas de suministro o modelos de fabricación lineales. La internacionalización es un hecho y la integración laboral una tendencia en alza, que va de la mano de la responsabilidad social corporativa. Todas las organizaciones, de las más grandes e influyentes a las de tamaño más reducido, deben garantizar una política efectiva a este respecto.

Social Responsibility Reliability Dependability Ethics Concept

Social Responsibility Reliability Dependability Ethics Concept

Créditos fotográficos: istock Rawpixel Ltd

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre las estrategias de colaboración en supply clain TEXT - TOFU - Colaboración SC

POST - TOFU - Colaboración cds [Duplicate]

Integración laboral, una de las caras de la responsabilidad social

La cadena de suministro global integra diferentes socios de negocio, proveedores, clientes y sus acciones (las de todo ellos) tienen, más que nunca una visibilidad excepcional. Sus actos y omisiones quedan expuestos y se propagan a la velocidad de big data por blogs, foros de opinión y medios de comunicación social. El impacto positivo de esta reverberación informativa se traduce en oportunidades, mientras que el negativo puede hacer que el negocio tenga los días contados.

La responsabilidad social debe ser contemplada con la seriedad y el compromiso que merece y, en el ámbito del supply chain, ello implica prestar atención a todas sus dimensiones:

  • Gobierno organizacional.
  • Derechos humanos.
  • Ejecución de los trabajos.
  • Medio ambiente.
  • Comercio justo.
  • Derechos del consumidor.
  • Participación en el desarrollo de la comunidad.

La integración laboral sería un epígrafe importante en varios de estos puntos. Ha de buscarse la armonización de las normas laborales globales para lograr mejorar las condiciones de los trabajadores y optimizar el diseño del trabajo en la organización.

 

Integración laboral y estrategia

La falta de responsabilidad social en las empresas conduce a un deterior progresivo de la confianza del cliente, que llega como consecuencia del empeoramiento de la imagen de marca. La función de recursos humanos debe desempeñar un papel estratégico, ofreciendo soluciones para la correcta aplicación e implementación de las normas laborales globales justas en el marco organizacional. Para ello han de actuar a tres niveles:

  • Integrando el cumplimiento global de las normas del trabajo como un elemento esencial en un modelo de negocio.
  • Impulsando la centralidad de la creación de políticas de integración laboral, que se apliquen de extremo a extremo de la cadena con la suficiente homogeneidad.
  • Creando una cultura organizacional que promueva y aliente el comportamiento socialmente responsable de los subcontratistas y proveedores.

La integración laboral en el contexto del supply chain y sus operaciones ha de entenderse como:

1. La asimilación de las normas internacionales aplicables en materia de derechos laborales.

2. La creación y aplicación de las mejores prácticas en materia de integración laboral en base al diseño de políticas de empresa.

3. La monitorización el cumplimiento de los estándares más responsables, en base a la recogida periódica de métricas (en la propia organización y sus socios de negocio).

4. La lucha por la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores y la optimización de los espacios de trabajo.

5. La negativa a permitir que se lleven a cabo práctica abusivas (por ejemplo en cuanto a horarios de trabajo), se den situaciones de trabajo infantil o no se proteja a los empleados en circunstancias especialmente sensibles al riesgo (como es el caso de las trabajadoras embarazadas).

Post relacionados:

Guía gratuita sobre las estrategias de colaboración en supply chain