La integración por partes de la cadena de suministro busca la eficiencia y la sostenibilidad. Para lograr estos objetivos es preciso cohesionar el funcionamiento de los diferentes procesos de extremo a extremo del supply chain.

iStock_000017389304_Small

Créditos fotográficos: istock Kalawin

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre las estrategias de colaboración en supply clain TEXT - TOFU - Colaboración SC

POST - TOFU - Colaboración cds [Duplicate]

El primer paso es conocer qué actividades en los niveles estratégicos, tácticos y operativos, habría que incluir en la integración por partes y que, deben ser, por lo menos las siguientes:

  • Abastecimiento.
  • Planificación de producción, capacidad y pronósticos asociados.
  • Procesamiento de pedidos.
  • Gestión de flujos de efectivo.
  • Gestión de inventario.
  • Gestión de los sistemas de información.
  • Almacenamiento.
  • Transporte.
  • Servicio al cliente.

La integración por partes de la cadena de suministro no es fácil. Se requiere mucho trabajo no hay que olvidar que lo primordial es centrarse en los procesos internos de su empresa y las relaciones que de ellos se derivan. Sin embargo, cuando la cadena de suministro está integrada de manera efectiva, la recompensa puede ser importante en términos de competitividad.

Los pasos para lograr la integración por partes

Cada empresa tiene características únicas que afectan a los resultados potenciales. Pero, según un estudio reciente publicado por Missouri Enterprise, cuando una empresa logra la integración de la cadena de suministro, puede experimentar:

  • Reducción de inventario del 25% al ​​60%.
  • Mejora del cumplimiento de tiempo de ciclo del 30% al 50%.
  • Mejora de la exactitud de los pronósticos del 25% al ​​80%.
  • Reducción de costes de la cadena de suministro del 24% al 50%.
  • Mejora de los niveles generales de productividad del 10% al 16%.

Para conseguirlo, los pasos a seguir son seis:

A/ Evaluar las oportunidades: el grado de integración de la cadena de suministro necesita ser determinado. Para ello hay que profundizar en los segmentos de clientes, los tipos de productos, la disponibilidad del servicio y los límites geográficos, ya que sólo así será posible desarrollar y beneficiarse de enfoques muy diferentes de integración.

B/ Desarrollar una visión: que oriente acerca del tipo de integración que se persigue. Integración por partes orientada a la compartición de información, a la toma de decisiones, de tipo financiero u operativo. Habiendo decidido qué elementos se incorporará a la integración incorporará, habrá que decidir s los vínculos serán físicos o virtuales. En la integración completa, los socios comparten información, finanzas y operaciones. De forma conjunta se lleva a cabo una revisión constante del supply chain que sienta las bases de su reorientación para adaptarse mejor a los cambios de la demanda de decisiones. En cualquier caso, independientemente de la opción que se escoja, los objetivos y estrategias deben proporcionar beneficio a todas las partes, o la iniciativa de integración no tendrán éxito.

C/ Definir una estrategia: la estrategia debe crear valor máximo para el cliente, pero también proporcionar una situación win-win para el fabricante y los participantes en la cadena. Todos han de lograr oportunidades de crecimiento y, para ello, hay que construir una relación de confianza que se base en un sistema de apoyo mutuo, esfuerzo y beneficio. La estrategia se ha de basar, o al menos incorporar, algunos de los siguientes principios de la excelencia en la cadena de suministro:

1. Formular una estrategia de cadena de suministro diferenciada.

2. Segmentar clientes en base a las necesidades del servicio.

3. Personalizar la red logística.

4. Organizar las unidades de negocio en torno a los principales procesos, no en cuanto a sus funciones.

5. Externalizar elementos de la cadena para lograr un mayor rendimiento.

6. Proceder a la diferenciación del producto/servicio en el tramo de la cadena más cercano a la demanda.

7. Desarrollar una estrategia tecnológica que dé soporte a la integración por partes de la cadena de suministro.

8. Identificar las tendencias de la demanda del mercado y planificar en consecuencia.

9. Establecer directrices claraspara la creación o supresión de alianzas con socios de la cadena de suministro.

10. Recoger métricas en base a indicadores de desempeño.

D/ Crear la estructura organizacional óptima: que tendrá la función de definir el modo cómo se cumplirán las necesidades de los clientes en cada etapa de la cadena, así como la forma en que los elementos sujetos a la integración por partes pueden satisfacer esa necesidad.

E/ Establecer las redes de comunicación e intercambio de información necesarias: para permitir llevar a cabo las tareas de planificación, programación y previsión de forma colaborativa, llegando incluso al desarrollo de productos cooperativo; todo ello en base a la adopción de tecnologías que permitan llevar a cabo estos intercambios, en condiciones de efectividad y alta seguridad.

F/ Traducir la estrategia en acción y comenzar la implementación del modelo de integración por partes: prestando la atención necesaria a la asignación de roles y responsabilidades, creando un mapa de integración, buscando el compromiso de los participantes y sin dejar de recurrir a las métricas para conocer el estado real del proceso.

Post relacionados:

Guía gratuita sobre las estrategias de colaboración en supply chain