La ISO 14000 es un conjunto de normas internacionales que procuran orientar en la gestión del impacto medioambiental de las empresas. Se trata del primer grupo de normas que posibilita a las compañías de todos los países las bases para cuidar el medioambiente.

ISO 14000

Créditos fotográficos: istock NikiLitov

En definitiva, se trata de una serie de normas cuyo objetivo es la estandarización de la producción y la prestación de servicios, de forma que afecten lo menos posible al entorno medioambiental y, además, apostando por aumentar la calidad y, por consiguiente, la competitividad empresarial.

Cada vez más, las organizaciones están convencidas de que deben realizar esfuerzos para que su actividad tenga un impacto mínimo sobre el medioambiente, por eso muchas de estas empresas optan por aplicar un Sistema de Gestión del Medio Ambiente (SGA).

Un SGA se trata de un plan configurado de manera que les sirva de guía a las empresas para llevar a cabo los procesos y procedimientos indicados para reducir la aportación negativa de ésta en el medioambiente. La implantación de un Sistema de Gestión del Medio Ambiente ayudará a que esta organización sea aceptada por la sociedad, ya que estará cumpliendo con la demanda de clientes, administraciones y gobiernos por la protección y el cuidado del entorno ambiental.

 

Beneficios de la aplicación de la ISO 14000

En primer lugar, la aplicación de las normas internacionales ISO 14000 repercute en los beneficios de las empresas ya que reduce los costes de éstas, tales como posibles demandas o multas y por la reducción en el gasto de luz, agua o gas. También la aplicación de esta norma ayuda a que la empresa en sí se posicione en la mente de los usuarios y de la sociedad en general como una empresa eco-friendly que se preocupa por el medioambiente, una tendencia que está muy bien valorada por la sociedad actual.

El gobierno y la sociedad en general también son beneficiarios de la aplicación de este conjunto de normas por parte de las empresas, ya que les aseguran que están produciendo y ofreciendo unos servicios fiables y de calidad esforzándose en proteger el medioambiente.

Y por supuesto beneficios para el planeta tierra, ya que cuantas más compañías opten por la aplicación de un SGA, menos afectarán sus actividades al entorno medioambiental, protegiéndolo de la emisión de gases, reduciendo el gasto del agua, aumentando la calidad del suelo o disminuyendo las radiaciones.

Por consiguiente, la norma 14000 que engloba a toda la serie de normas internacionales en pro al cuidado del medio ambiente favorece a todo el mundo de una manera o de otra, por lo que su aplicación es fundamental para el progreso de la humanidad.

 

La ISO 14000 en la logística

Lo primero que debe elaborar la empresa es un plan de gestión medioambiental donde se dicten todos los procedimientos o pautas a seguir para lograr llevar a cabo, de manera eficiente, la reducción del impacto medioambiental de la misma en materia de transporte o logística.

Algunos aspectos que debería tener en cuenta son, por ejemplo, la implementación de una flota adecuada para el objetivo que pretende alcanzar. Los espacios de almacenamiento de la mercancía y de los pasajeros deben estar acondicionados al tipo y al tamaño del vehículo. El coste de combustible o la conservación óptima y el deterioro de los neumáticos también serán aspectos a considerar dentro de la elección del tipo de vehículo que pertenece a la flota de transporte de la empresa.

Otra manera de garantizar la sostenibilidad de la organización serán las acciones llevadas a cabo por la empresa para la reducción de emisiones de C02, lo que ayudará a la minoración del cambio climático. La dirección de la empresa será la encargada de definir e implementar su política energética y también la encargada de garantizar que los objetivos de esta política se cumplan.

Por otro lado, una conducción eficiente apoyará a esta política energética, y en consecuencia, a la obtención de una empresa más eficiente, sostenible y respetuosa con el medio ambiente, así que es de vital importancia formar y concienciar a los transportistas de que una buena conducción es necesaria para conseguir los objetivos. Para conseguir una conducción eficiente será necesario reducir el riesgo de accidentes con las medidas oportunas, mejorar la velocidad media o la reducción del consumo del carburante entre otras.

 

Post relacionados:

 

POST - TOFU - e-Logistics