La ISO 31000, es una norma cuyo propósito es el de regular y gestionar el riesgo existente en una compañía y dar las herramientas necesarias para implementar todos los procesos de seguridad propios en la empresa, tanto a nivel operativo como estratégico.

ISO 31000

Créditos fotográficos: istock mik38

Pese a la gran importancia que tiene, debido a la temática sobre la cual trata, no es una de las normas más reconocidas dentro de la familia de las ISO. El motivo de su poca aceptación pública, es que la norma es demasiado genérica, haciendo que sea de difícil aplicación e imposibilitando a que las empresas avancen en materia de seguridad.

TEXT - TOFU - Indicadores mejora CdS

POST - TOFU -  Indicadores para la cds [Duplicate]

 

¿Qué trata la norma ISO 31000?

Tal y como se ha comentado antes, la norma ISO 31000 da las claves necesarias para evaluar la gestión de riesgos de una empresa y hacer que ésta sea eficaz. Para ello se establece un marco de trabajo para hacer que la gestión de riesgos se tenga en cuenta en todos los elementos de la organización: en la creación de estrategias y su posterior planificación, en la elaboración de informes o en los propios valores como la misión, visión y cultura de la empresa.

Una correcta gestión del riesgo en las empresas, se ve directamente reflejada en un aumento de la salud y la seguridad de los trabajadores y esto, a su vez, hace mejorar el ambiente laboral y la productividad empresarial, logrando así que los objetivos marcados lleguen a ser cumplidos. Por eso, y dado que su buena gestión incide en los resultados de la empresa, es de vital importancia que las compañías puedan mejorar su gestión de riesgos, algo que actualmente no pueden hacer, debido al carácter eminentemente teórico y genérico de la norma.

 

ISO 31000, reinventándose para adaptarse a las nuevas necesidades

La norma ISO 31000, tal y como la conocemos ahora, está en vías de extinción. En su lugar se está planteando una nueva versión, cuya revisión ya ha dado comienzo y que se espera que salga a la luz a finales del año 2016 o a principios del 2017.

Esta nueva y esperada revisión de la norma, hará que ésta esté mucho más centrada en los problemas y necesidades que las empresas tienen en la actualidad, en lo que a gestión de riesgos se refiere. Y es que, la actual versión de la norma trata los problemas de riesgo en las empresas de manera muy genérica, haciendo que su implementación sea difícil. Esto es debido a que no existe un guión y unas normas de actuación claras a las cuales acogerse, hechos que la nueva ISO 31000 tratará de modificar.

Esta nueva modificación de la ISO 31000, abordará los problemas actuales de las compañías para aplicar una gestión de riesgos eficaz, haciendo hincapié en el proceso de toma de decisiones en la organizaciones. Frente a esto, la nueva norma abordará, también, la toma de decisiones en situaciones de incertidumbre además de la incertidumbre existente frente a los cambios.

Hay que tener en cuenta que, una vez revisada esta norma, sus cambios harán que la Guía ISO 73: 2009 tenga que ser revisada, ya que su terminología también se verá afectada.

 

Post relacionados:

Guía gratuita sobre la cadena de suministro customer driven