La agilidad: Factor clave en la cadena de suministro

En un entorno tan cambiante como el actual, donde los consumidores demandan algo nuevo y diferente cada día, las cadenas de suministros deben estar capacitadas para atender a estas nuevas necesidades de la forma más ágil posible.

agilidad

Créditos fotográficos: istock gojjump

Una supply chain ágil y adaptable a estos continuos cambios estará generando una ventaja competitiva con la que podrá ofrecer resistencia a cualquier empresa, ya sea más grande o más pequeña. Esto le permitirá posicionarse en el mercado de forma adecuada y así conseguir un mayor crecimiento, incluso ser capaz de convertirse en el líder del sector al que pertenece.

Pero, ¿Cómo puede conseguir la cadena de suministro la agilidad necesaria para generar una ventaja competitiva? La verdad, no es fácil pero sí que se puede lograr que la cadena sea más ágil. Para ello no todos los esfuerzos deben ir enfocados a conseguirlo, ya que si lo único que se pretende es la rapidez de respuesta ante los cambios, lo más seguro es que se fracase y se consiga cierta agilidad pero se descuiden otros aspectos, aspectos importantes y necesarios para no perder la eficiencia en la cadena de suministro y desmoronar los planes de éxito de la empresa.

Es decir, la agilidad en la cadena de suministro viene determinada por una serie de actividades, propósitos y empeños enfocados a diseñar y desarrollar los factores necesarios y una conexión oportuna de cada uno de ellos en la cadena. Así se logrará una cadena segura, eficiente, adaptable y ágil.

En definitiva, la adaptabilidad y la agilidad de la supply chain es el resultado de una sucesión de pautas y operaciones desarrolladas a lo largo de ésta y apoyadas en lo que se sabe sobre el mercado, el entorno y la demanda.

 

Cómo generar una agilidad mayor en la cadena de suministro

Una vez visto la importancia que tiene la agilidad en la cadena de suministro para generar una ventaja competitiva, vamos a descubrir cómo aumentar dicha agilidad.

  • Según del producto que se trate, lo más habitual es intentar que las ventas no sean estacionarias. Si las ventas son constantes a lo largo del año será favorable que también lo sea el abastecimiento de materias primas necesarias para producirlas. Con esto se pretende tener una mayor capacidad de respuesta ante demandas imprevistas.
  • Intentar reducir, incluso eliminar, aquellas referencias que estén desfasadas y que no tengan apenas rotación, dejando paso a una mayor presencia de aquellas referencias que funcionen bien en el mercado y su rotación sea mayor. De este modo, lo más seguro, es que se tenga un mayor stock de aquellos productos que más van a demandar pudiendo dar un servicio inmediato.
  • Ir a la par con el proveedor, para que así la información entre las dos partes fluya y salgan ambas beneficiadas. Además, se puede optar por llevar a cabo algunas operaciones conjuntas para incrementar la rapidez y la calidad.
  • Ser adaptable al momento que se está viviendo, no ofuscarse en que las cosas siempre se han hecho de cierta manera. El mundo de los negocios cambia constantemente, evoluciona y se proyectan nuevos objetivos y mercados, por lo que no se puede permanecer siempre estático e inmutable. Para esto, se deberá examinar el entorno y llevar a cabo una estrategia continua de benchmarking con la competencia, donde analizar de qué manera trabajan y si lo hacen bien, cómo implementarlo a la organización.

 

Post relacionados:

 

POST  - TOFU - Técnicas de motivación y gestión de equipos [Duplicate]

Publicado en Noticias Etiquetado con: