Uno de los departamentos que más peso tienen dentro de una empresa es el de la logística comercial. Y es que, las acciones que se realizan en el departamento de logística comercial de una empresa se ven reflejadas en el precio del producto final y, por lo tanto, influye en la competitividad de la misma.

logística comercial

Créditos fotográficos: istock filmfoto

¿Qué se entiende por logística comercial?

La logística comercial abarca desde el aprovisionamiento de materias primas, para realizar la actividad productiva, hasta el servicio de atención al cliente post venta. Debido a que engloba gran parte del proceso de la actividad empresarial es necesario que varias personas se distribuyan las tareas a realizar en este departamento y que cada una se especialice en su función, siendo éstas algunas de las competencias y funciones a realizar por el departamento de logística comercial.

El encargado de la logística comercial deberá realizar primero una previsión de la demanda en función de los informes históricos que tenga la empresa y siempre teniendo en cuenta la situación de su mercado en la actualidad.

Después, se encargará de planificar todo lo que se requiere para llevar a cabo la actividad productiva, buscando proveedores, comparando precios, materiales, empresas etc.

El siguiente punto viene con la compra de materias primas donde el gerente de este departamento tiene que demostrar sus dotes de buen negociador, porque este punto será de vital importancia a la hora de establecer el precio del producto. Así pues, junto con el departamento financiero, deberán establecer cuánto dinero podrá ser destinado al abastecimiento de materiales para realizar la producción del artículo.

El transporte de materias primas, como en otras ocasiones hemos hablado, será otro ámbito transcendental para realizar la actividad comercial de la empresa eficientemente. Esto es así porque la persona encargada de la logística comercial deberá planificar muy bien este transporte para que la fecha de llegada de las provisiones sea la adecuada y así poder cumplir con las fechas de servicio a los clientes. Además de coordinar los distintos pedidos de materiales para que lleguen de forma conveniente y así poder realizar la fabricación y/o el abastecimiento sin que falte ninguna materia prima.

En todo departamento de logística comercial tiene que haber un responsable de almacén que se ocupe de los inventarios de almacenes para así poder tener una planificación de lo necesario en función de la demanda existente y de los históricos de venta y de este modo ofrecer un servicio al cliente rápido y de calidad. El personal que pertenezca al almacén también deberá ocuparse del embalaje, el empaquetamiento, el etiquetado y la identificación adecuada del pedido.

Planificar de qué manera se va a distribuir el producto, bajo qué requisitos, a qué tipo de cliente se le va a vender, si al cliente final o a un distribuidor, o si se van a aplicar descuentos en función del volumen de compra, son algunos de los temas a tratar en la planificación de la distribución, que más bien es competencia directa del director comercial, pero el departamento de logística también tendrá que cooperar en esta planificación.

Procesar los pedidos de los clientes es una tarea característica del departamento comercial, pero tiene que estar coordinada con el departamento de logística comercial ya que, si falla esta coordinación, puede fallar el envío al cliente.

El transporte del producto terminado al igual que el de materias primas es parte fundamental para que el proceso de logística se realice de forma óptima. Para esto, la persona adjudicada para la gestión del transporte deberá conocer muy bien los tipos de transportes existentes que se adecúen a las necesidades del producto que se vende en la empresa y los proveedores de este transporte. También será necesario que conozca bien el inglés para poder comunicarse con transportistas de otros países y las normas de transporte internacional.

Para finalizar, el servicio al cliente post venta también es competencia de este departamento ya que serán los encargados de gestionar la devolución o el cambio del producto de la mejor manera posible.

Dado el impacto tan fuerte que la logística comercial tiene sobre el coste, es primordial que la persona o personas encargadas de gestionar, organizar y dirigir la logística comercial estén totalmente capacitadas y tengan las habilidades y competencias necesarias para llevarla a cabo de la manera más eficiente posible.

 

Post relacionados:

 

POST - MOFU - Formación y desarrollo de competencias