Son tiempos difíciles en los que parece que cada vez es más costoso aprovechar las oportunidades empresariales y en los que parece que aún abunda una desconsolidación del Project Management en Supply Chain, la disciplina que prepara a la figura encargada de dirigir un proyecto y llevarlo a flote.

desconsolidación

Créditos fotográficos: istock istocksdaily

Actualmente las empresas demandan de los Project Manager un enfoque diferenciador de lo que venían siendo sus tareas, pasando de ser una disciplina de ingeniería a un enfoque centrado en áreas de mejora continua. Es decir, se le pide aún más debido una mutación generada en este rol, a la cual debe enfrentarse la disciplina del Project Management en Supply Chain.

 

TEXT - TOFU - Innovación CDS

 

La desconsolidación del antiguo rol del Project Manager y su transmutación

Al margen del contexto globalizado y eminentemente digitalizado en el que nos encontramos, durante la última década estamos asistiendo a una profesionalización de este rol. Hasta hace no mucho, un gestor de proyectos era un perfil técnico (ingeniero, arquitecto, etc.), que había ido ascendiendo en la empresa hasta alcanzar posiciones importantes de gestión. No hay duda de que este perfil poseía conocimientos y aptitudes técnicas para el cálculo y la planificación, sin embargo, carecía de muchas otras competencias necesarias para lograr la eficacia en la gestión de proyectos. Con los constantes cambios, además de tener que disponer de unos conocimientos muy amplios como gestor de proyectos, este perfil también debe tener muy desarrolladas sus competencias personales y de rendimiento.

De este modo, vemos cómo un Project Manager pasa de ser un personal cualificado con habilidades y destrezas dirigidas a la gestión de proyectos, a ser un profesional con una visión estratégica de su empresa más clara, que sabe interpretar qué procesos de negocio aportan valor para la consecución de los objetivos de la organización.

Se trata, por tanto, de un perfil clave para la planificación estratégica de la empresa que se centra en aprovechar al máximo todos los recursos que potencien la productividad y la rentabilidad.

 

Nuevas exigencias del Project Management

  • Uso de herramientas de software: Cada vez más importante para estar a la vanguardia del mercado.
  • Comunicación y gestión de recursos humanos: Empleo de estrategias que fomenten la motivación de los empleados para modificar ciertas conductas, como puede ser la gamificación empresarial a través de los medios digitales para implicar una conectividad y participación dinámica de los miembros del equipo.
  • Implementación de soluciones o cambios: El Project Manager minimiza los procesos innecesarios que se pueden ahorrar e incrementa la velocidad de implementación al crear una jerarquía de acciones específicas para el proyecto, lo cual es necesario en una cadena de suministro.
  • Gestión de riesgos: Estar al tanto de la valoración de todos los escenarios posibles, maximizar las sinergias y los resultados del equipo multidisciplinar.
  • Tener en cuenta la calidad del proyecto hacia lo que requiere el cliente o financiador.
  • Estimar tiempo y recursos necesarios es su responsabilidad, pero también debe contrastar diferentes puntos de vista de los miembros de su equipo.

Con un perfil del Project Manager más completo, la gestión de los proyectos que intervienen en una cadena de suministro (donde se debe tener en cuenta diversas fases del producto) mantiene, así, un engranaje adecuado entre todos los elementos participantes. De esta manera, transmitiendo la información de forma asertiva entre los miembros del equipo que ejecuta el proyecto planteado, se logra un resultado más satisfactorio para la mayor experiencia del cliente final.

 

POST - TOFU - Innovación cadena de suministro