La eficiencia de la cadena de suministro en una estrategia omnichannel

El omnichannel no es una tendencia, es un hecho que se está dando en la actualidad, y que cada vez son más las organizaciones que lo llevan a cabo para potenciar su crecimiento. Como el informe de DHL Channel Logistics Trend Report explica, la logística es el quid de la cuestión en lo que a estrategia omnichannel se refiere.

estrategia omnichannel

Créditos fotográficos: istock  BernardaSv

Dicha estrategia necesita edificarse en el establecimiento de nuevas secuencias e interacciones en los procesos empresariales y tiene que adaptarse al entorno comercial, pues el ámbito comercial es totalmente indispensable en cualquier organización.

Estamos ante la era en la que todo el ámbito empresarial gira entorno al usuario final y se fundamenta en la exigencia de comprender sus voluntades y caprichos, gracias a mecanismos de marketing y comunicación.

Los clientes y los futuros clientes son el objetivo principal de una empresa, que intentará entender sus necesidades y preferencias para aumentar su fidelidad por la organización y por la marca, ya sea a nivel online como offline.

Un informe elaborado por Forrester Research indica que en la actualidad el 60% de los usuarios que se relacionan con una marca establecen dicho contacto por diversos canales, por lo que la estrategia omnichannel se asentará como base de acción.

Poco a poco van siendo más los consumidores que exigen una buena experiencia de compra, pero no solo el hecho de comprar en sí, unos precios asequibles o un procedimiento de devolución excelente, sino que además ahora demandan un valor añadido. Los consumidores en la actualidad desean adquirir y encontrar el producto con el mínimo esfuerzo, y recibirlo de la forma más fácil y menos costosa posible.

En base a ello, un estudio desarrollado por Research Now, destaca que la carencia de stock es la culpable de que un 63% de las ventas no se lleven a cabo, perjudicando así a la fidelidad del cliente con la empresa. Visto esto se puede confirmar que una cadena de suministro eficiente es la clave para que la estrategia omnichannel funcione.

 

Una estrategia omnichannel para mejorar la experiencia de compra

Cuando se trata de una estrategia omnichannel, no se centra única y exclusivamente en aumentar las ventas, o en que esta estrategia se centre en el cliente final, sino que lo que también se pretende es que se le aporte un valor añadido al cliente para que mejore su experiencia de compra.

La omnicanalidad será uno de los puntos que potenciará el crecimiento de una organización, ya sea tanto para una pequeña y mediana empresa como para una grande. Por ejemplo, si una pequeña empresa logra que su producto esté presente en tiendas físicas de una cadena de ámbito nacional, aumentará sus probabilidades de venta, pero además estaría aportando al usuario la facilidad y rapidez de la compra de su producto. Es decir, estaría aumentando su experiencia de compra.

Del mismo modo, las grandes empresas con presencia en el ecommerce están apostando por ofrecer al consumidor la opción de recoger o probarse cualquier producto adquirido en la tienda online en su tienda física. Pero como la estructura de una gran empresa es mucho más compleja y pesada se hace necesario que su estrategia de omnichannel se desarrolle en todos los ámbitos, tanto organizativos como logísticos.

Todas las empresas desarrollan la estrategia omnichannel fundamentándose en dos puntos importantes, a saber, el desarrollo logístico y el desarrollo de la plataforma tecnológica. Este hecho implica una gran inversión en tecnología y en encontrar las alianzas apropiadas para que la puesta en marcha de la estrategia sea la oportuna.

Una inversión así, llevará a alcanzar a más consumidores y por lo tanto a estar presente en un mercado mayor, por lo que la empresa verá amortizada dicha inversión, creciendo a través de una estrategia omnichannel.

 

POST - TOFU - eCommerce

Publicado en Noticias Etiquetado con: