La gestión de existencias que lleva a la Supply Chain al crecimiento

Para una buena gestión de existencias o stocks hay que satisfacer dos aspectos básicos que deben estar en equilibrio: el servicio al cliente y la reducción de los costos de mantenimiento. Dos factores claves que llevarán a la Supply Chain al crecimiento y a la rentabilidad de sus procesos logísticos.

gestión de existencias

Créditos fotográficos: istock  Wavebreakmedia

Las existencias deben estar consideradas tanto en el conjunto de materiales y/o productos que se almacenan para el proceso productivo como para la venta, por tanto, el área comercial y el área de logística deben trabajar en perfecta armonía.

 

TEXT - TOFU - Tendencias de futuro SC 2020

 

Cómo lograr una adecuada gestión de existencias

Gestionar existencias no es otra cosa que decidir qué, cuánto y cuándo almacenar y reponer un producto, con la finalidad de dar el máximo servicio al cliente al mínimo coste operativo y no acumular productos en exceso. Por tanto, para una buena gestión de existencias la rotación y la optimización de los procesos que se generan en el almacén supondrán un importante ahorro de costes para las empresas.

La rotación de existencias determina la frecuencia media de renovación de las existencias durante un periodo de tiempo (suele fijarse en un año). Para ello hay que llegar al Punto de Pedido, que es el valor del stock neto (el físico en el almacén, menos el reservado en pedidos de clientes, más el que está pendiente de recibir). Este stock debe cubrir el consumo en el plazo medio de entrega del proveedor y el stock de seguridad, algo que se puede saber con la información que maneja un buen sistema de gestión de la empresa.

Mientras que el Punto de Pedido indica el lanzamiento de un pedido de reposición que se quiere almacenar, el Lote Económico de Compra nos señala la cantidad que hay que reponer para minimizar el coste anual operativo. Dos aspectos que hay que manejar para una buena gestión de existencias y que desembocan en la rotación. Sin embargo, es muy difícil calcular el coste aproximado que conlleva la posesión de un producto, ya que pueden coexistir productos de tamaños y costes de adquisición distintos, almacenados y manipulados de manera diferente. Por este motivo es tan importante el proceso de optimizar el inventario.

 

¿Cómo optimizamos los procesos en la cadena de suministro?

Optimizar la gestión de existencias de un inventario es posible gracias a sistemas informáticos diseñados al efecto que incorporan estrategias de gestión.

La Planificación de Recursos Empresariales (el sistema ERP) permite esta optimización, que proporciona mejoras en la gestión de existencias y de almacenes.

El ERP produce un efecto de integración y automatización de los procesos de gestión comercial (compras y ventas) con los flujos del almacén, generando toda la información en tiempo real, lo que es muy importante para la interconexión entre todas las partes participantes de la cadena de suministro.

Por tanto, gracias a una adecuada rotación de existencias y a una optimización de procesos se logra:

  • Mayor precisión en el Inventario
  • Correcto nivel de servicio al cliente
  • Mejora de errores en los procesos operativos y administrativos de almacén

 

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con: