La gestión medioambiental dentro de la empresa

La mayoría de las empresas son conscientes de lo necesario que es preocuparse por el medio ambiente, y cada vez son más las actividades empresariales e industriales que se han visto obligadas (unas veces por convencimiento propio y otras, por la opinión de la legislación)  a utilizar tecnologías limpias y hacer todo lo posible por no deteriorar el medio ambiente. Afortunadamente, en los último años ha aumentado el número de empresas que se han propuesto cumplir unos objetivos o han elaborado programas de cuestiones medioambientales.

Los proyectos de gestión ambiental previenen o mitigan los problemas en el entorno natural para asegurar una buena calidad de vida y el desarrollo sostenible. Dicho de otro modo, la razón de ser de estos proyectos es llegar a un equilibrio entre el desarrollo económico, la calidad de vida, el uso racional de los recursos y la protección y conservación del ambiente.

Estos proyectos se pueden extrapolar a las empresas, y es aquí donde se implanta el Sistema de Gestión Medioambiental (SGMA), un sistema de gestión que sigue una empresa para conseguir unos objetivos medioambientales. La empresa que implanta un SGMA se compromete a fijarse ciertos objetivos que ayuden a mejorar el medio ambiente, a cumplir dichos objetivos y a establecer un mecanismo de mejora continua. Existen tres tipos de sistemas de gestión ambiental certificables, que son:

    • Norma Ekoscan. Esta norma ha sido desarrollada para las empresas que puede resultar interesante adoptar un método de trabajo que permita gestionar la mejora del comportamiento medioambiental de un modo simplificado, cuyo enfoque sea obtener resultados de manera rápida  de reducción en la generación de residuos, vertidos, emisiones, y optimizar el uso de recursos (www.ihobe.net).
    • ISO 14001. Esta norma es de ámbito internacional y es fundamental para implantar un sistema de gestión medioambiental; es un sistema de mejora continua y evaluaciones periódicas (www.aenor.es).
    • Reglamento Europeo EMAS III. Es un reglamento de gestión y auditorías medioambientales, y su cumplimiento se comprueba de manera periódica por un verificador (www.magrama.gob.es).
PILL CTA - eBook - Empresa sostenible
CTA - eBook - Empresa sostenible

Cualquier Sistema de Gestión Medioambiental tiene unos objetivos comunes que hay que conocer. Estos objetivos son los siguientes:

  • Cumplir con garantías la legislación del medio ambiente. La legislación española se rige por el artículo 45 de la Constitución española de 1978 (www.boe.es). El Estado tiene competencia exclusiva en cuanto a la legislación sobre el medio ambiente se refiere, pero se han ido concediendo competencias a las comunidades autónomas en distintas materias, entre ellas la legislación medioambiental.
  • Se deben realizar una identificación de los efectos negativos que una empresa puede ejrecer en el medio ambiente. El análisis de lo que un accidente pudiera provocar es muy importantye.
  • Cumplir los objetivos medioambientales empresariales de la mejor manera posible.
  • Estudiar el costo de personal yen la manera de actuar para llevar a cabo todos los objetivos y saber solventar los problemas que se pudieran ocasionar por la actividad empresarial.

Un Sistema de Gestión Medioambiental, como parte del sistema de gestión de la organización empresarial, aporta la base para encauzar, medir y evaluar el funcionamiento de la empresa con el fin de asegurar que sus operaciones se lleven a cabo de una manera consecuente con los reglamentos medioambientales y objetivos que acabamos de tratar. Los beneficios de implantar un SGMA son múltiples y van desde la gestión eficiente de los recursos hasta la mejora de la imagen de la empresa, aunque destaca por encima de todos ellos la voluntad de reducir el impacto negativo en el medio ambiente.

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con:
CTA - BOFU Normal - LAT - Máster en Supply Chain Management