La intermodalidad es una tendencia en el sector logístico en la actualidad. Considerada como una vía de mejora para la competitividad, la intermodalidad ha sido defendida recientemente por la ASTIC.

intermodalidad

Créditos fotográficos: istock anek_s

 

La ASTIC, fiel defensora de la intermodalidad

La ASTIC ( Asociación de Transporte Internacional por Carretera) se ha reivindicado otra vez como una fiel defensora de la intermodalidad en la jornada celebrada en Coslada bajo el nombre “Jornada sobre la contribución del transporte intermodal a las cadenas logísticas de suministro eficientes”.

Esta asociación lleva años trabajando por dar relevancia a este tipo de transporte, eso sí, reivindicando el transporte por carretera como eje central y vertebrador del sector. Para ello se basa en los datos, y es que, más del 80% de las mercancías que se trasladan por la Unión Europea se hacen a través de viajes por carretera.

Para conseguir que su propósito de que el transporte por carretera sea el eje del transporte intermodal, Marcos Basante, presidente de ASTIC, basa su estrategia en presentar al transporte por carretera como nexo de unión entre todo tipo de transporte y como forma de llegar a cada uno de los rincones del país. Para conseguirlo, el presidente de ASTIC reclama más inversión en infraestructuras de manera equitativa y potenciando aquellas que son más viables como forma de negocio. Junto con esta demanda, Marcos reclama más ayuda por parte de las Administraciones aligerando e incluso eliminando, aquellos trámites burocráticos que son una piedra en el camino que impiden avanzar al transporte intermodal, y por ende por carretera, al punto de éxito que se merece.

Por último, el presidente de la ASTIC comentó la importancia de que se trabajen en mejorar todos y cada uno de los transportes actuales y que no se dejen de lado ni carretera, ni ferrocarril, dos sectores que se han visto amenazados por la estimulación de la demanda aérea y marítima. Trabajando de manera conjunta todos los medios de transporte, afirma, se podrá conseguir una red de transporte intermodal más fuerte y eficaz.

 

La intermodalidad, combinando para ganar

La intermodalidad está considerada como una técnica muy eficaz para ganar competitividad en el transporte de productos y mercancías. Y es que los beneficios que esta modalidad de transporte combinada presenta son muchos:

  • Reducción en los tiempos de transporte. Al poder combinar medios de transporte se puede llegar a una ruta que sea más rápida para poder hacer una entrega rápida y efectiva.
  • Reducción en los costes. Al igual que en los tiempos, se puede analizar qué ruta y qué medios de transporte son más económicos para cada caso, con el fin de reducir el coste por transporte que se ve reflejado en el producto.
  • Mejora de la experiencia con el usuario. El usuario se despreocupa ya que, con el transporte multimodal, se asegura que recibirá su pedido esté donde esté.
  • Reducción en los tiempos de carga y descarga. Al realizar el transporte de manera agrupada por unidades, el tiempo de carga y descarga se puede llegar a reducir en un 70%, con lo que se consigue una mayor productividad y un empleo más efectivo.
  • Menos controles y más seguridad. En el transporte intermodal los contenedores van precintados, con lo que se consigue una mayor seguridad por el descenso de robos y pérdidas, y se acceden a menos controles de mercancías por estar presentidas.
POST - TOFU -  Radiografía cds global [Duplicate]